Negocio | Noticias | 13 DIC 2018

DXC Technology crece a un ritmo del 10% en Iberia

En los nueve primeros meses de su actual ejercicio fiscal la compañía de servicios ha contratado a 1.800 profesionales en España y en 2019 espera fichar al menos a otras 900. La compañía espera cerrar su año con un 10% de crecimiento.
Juan Parra, DXC Technology
Juan Parra, máximo responsable de DXC Technology en Iberia.
Esther Macías

“Si una empresa tiene dificultades para crecer en un mercado como el actual, en pleno auge, es porque no genera valor”. Así de categórico se ha mostrado Juan Parra, máximo responsable de la compañía de servicios DXC Technology en Iberia, en un encuentro con la prensa. En éste, el director general para Iberia de la firma surgida en abril de 2017 tras la fusión del área de servicios de TI de HPE y la compañía CSC, se ha mostrado muy satisfecho con la marcha de la compañía en España.

2018 ha sido un año de asentamiento para DXC Technology en España. Los resultados de la compañía y su evolución han sido buenísimos. En los primeros nueve meses de nuestro actual ejercicio [DXC cierra su año en marzo] hemos contratado a 1.800 personas en España. Contratamos porque el mercado crece. Vemos un volumen enorme de peticiones, servicios proyectos… el mayor que hemos vivido en nuestra vida”.

Si todo prosigue su curso, DXC volverá a cerrar su ejercicio fiscal [el próximo marzo] con un aumento del 10% de la facturación, como el año anterior. Además, en 2019, Parra espera fichar al menos a otros 900-1.000 profesionales. “Iberia es una de las regiones donde DXC tiene más centros globales, 16”. En España y Portugal, la consultora atesora más de 200 clientes y ha firmado con 17 nuevos este año, entre ellos con una gran compañía de seguros (cuyo nombre no ha sido desvelado).

Lejos de lo que pudiera pensarse por la situación política de esta comunidad autónoma, Cataluña es un negocio de peso para DXC. “Los nuevos clientes más relevantes con los que hemos firmado son de esta región, como Mango, Tous o Abertis. El 40% del negocio de DXC en Iberia se hace con clientes que tienen sede en Cataluña”. Allí, ha desvelado el directivo, la empresa tiene dos centros con más de 2.000 empleados desde donde da servicios de TI. En general, según Parra, “la situación sociopolítica no está parando el negocio ni en Cataluña ni en el resto del país”.

"Ya no somos el brazo armado de nadie"

Gracias al auge de la transformación digital, las compañías y organizaciones públicas están apostando más que nunca por la tecnología, según Parra. “Los clientes están cambiando sus infraestructuras, su software core de negocio, etc. Es un periodo bonito porque lo que ahora está ocurriendo será el futuro de estas compañías a las que desde DXC queremos ayudar a evolucionar”.

Y DXC, según el directivo, se posiciona como un agente de cambio en el sector. Su gran ventaja respecto a su situación anterior, asevera éste, es ser completamente independiente. “Ya no estamos ligados a un fabricante [en referencia a HPE]. No somos el brazo armado de nadie. La independencia tecnológica nos ha abierto oportunidades”. Por otro lado, ha apuntado el portavoz, la compañía es ahora más ágil y flexible, “mucho más plana, con poca burocracia, con las ideas claras y un buen capital humano”.

El 50% del negocio de DXC proviene de los grandes contratos tradicionales de externalización de servicios de TI pero el 50% restante ya llega de otro tipo de proyectos de consultoría que empieza a estilarse en el mercado; de ahí que la compañía haya invertido en una organización exclusiva de consultoría que viene de la antigua CSC. “La tendencia es ir hacia proyectos más pequeños, de entre dos meses a uno o dos años. Gestionar unos mil proyectos de este tipo como ahora hacemos solo es posible por la agilidad y flexibilidad que ahora tenemos”. Según Parra, mientras el 30-40% del negocio de DXC está relativamente garantizado con los contratos de larga duración, “el resto hay que pelearlo día a día”.

El tipo de proyectos que se demandan en la actualidad giran en torno a la migración a cloud, la automatización y robotización, la inteligencia artificial, la analítica y la seguridad. La banca, desvela el directivo, es el gran negocio para DXC en Iberia, llegando a representar casi un 40% de la facturación. También son relevantes los sectores de consumo, retail y transporte (con un peso de más del 20%) y el sector público (15%).

Una integración que ha aportado "más valor"

Respecto al proceso ya superado de integración entre el área de servicios de TI de HPE –que dirigía el propio Parra– y CSC, el directivo asevera que fue “relativamente fácil”. “Eran dos compañías muy complementarias y culturalmente muy similares. En Iberia, CSC era una gran conocedora del mundo de los aplicativos y de la industrialización de procesos (con DevOps, Agile…) y tenía una fábrica de software de verdad y una pata importante de consultoría. Por su lado, HPE Enterprise Services era una organización más grande fuerte en la gestión de infraestructuras y procesos de negocio. Al congujar ambas empresas hemos generado más valor”. De hecho, según Parra, “hemos ganado unos 10 clientes que jamás habríamos conseguido por separado”.

Ahora que es una firma de servicios independiente la relación con HPE es “excelente”, “igual que con el resto de nuestros partners”, ha apuntado Parra. HPE y Dell EMC son, de hecho, los socios que más negocio generan a DXC en el área de infraestructura. En gestión de servicios cloud el negocio está más igualado entre AWS, Microsoft Azure y Google Cloud, sin olvidar la propia oferta cloud que DXC tiene y que heredó de HPE.

Polarización y especialización como tendencia

Preguntado por su visión del sector de servicios en general y en concreto sobre el cártel denunciado por la CNMC en España, en el que participaron varios competidores de DXC, Parra ha recordado que “las reglas del sector están para cumplirlas” y que en la cultura de su compañía hay prácticas que “no encajan”. “Mi comentario hacia estas prácticas es negativo. Hay que actuar de la forma más transparente posible. Además, este tipo de acciones perjudica la imagen del sector”.

Como tendencia de mercado, Parra ha señalado dos: la polarización y especialización en torno a distintas tecnologías y proyectos y la consolidación del mercado de servicios de TI. “Sigue habiendo muchos jugadores en nuestro nicho, aunque es cierto que cada vez vamos a procesos de selección con menos actores”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios