Negocio | Noticias | 18 SEP 2018

Oracle crece en base a su oferta 'cloud'

La compañía ha registrado un beneficio neto de 2.270 millones de dólares y unos ingresos que se traducen en 9.200 millones de dólares. Cloud Services y el soporte de licencias los principales impulsores de las cifras obtenidas.
Oracle edificio
Redacción

Oracle ha presentado sus resultados correspondientes al primer trimestre del nuevo año fiscal con unos ingresos totales que han ascendido a los 9.200 millones de dólares, un 1% más frente al primer trimestre del año anterior. Los servicios asociados a la nube y el soporte de las licencias para soluciones cloud parecen haber sido las grandes impulsoras. De hecho, los ingresos asociados a Cloud Services y License Support fueron de 6.600 millones, mientras que los que provienen de Cloud License y On-Premise fueron de 867 millones de dólares.

Su CEO Safra Catz, señala:  “Hemos tenido un excelente comienzo de año con unas ganancias por acción que han crecido un 19% frente al año anterior, lo cual ha incrementado mi confianza en que tendremos otro importante año fiscal en el que la compañía crecerá a doble dígito”. Por su parte, Mark Hurd, su otro CEO, valora muy positivamente el hecho de que los clientes hayan continuado apostando por la solución Oracle Fusion ERP con la que las compañías están reemplazando sus sistemas SAP y Workday ERP. “La gran mayoría de aplicaciones ERP que corren en la nube son Oracle Fusion y Oracle NetSuite”, puntualiza el propio Hurd. De hecho, la compañía ofrece cifras al respecto alcanzando un número de 5.500 clientes en el caso de Fusion Cloud ERP, y de más de 15.000 en el caso de NetSuite Cloud ERP.

Su CTO Larry Ellison ha declarado que “la base de datos Oracle Autonomous está disponible ahora con su segunda generación, altamente segura dentro del resto de ofertas de soluciones de infraestructura cloud del mercado, ofreciendo un coste del servicio mucho más bajo que las bases de datos de competidores como Amazon”.

La visión de los analistas

A pesar de las cifras hecha públicas por la compañía, los analistas esperaban resultados muy superiores, fruto de lo cual, tras el anuncio hecho público ayer por el gigante tecnológico, la compañía caía en bolsa. Al cierre de Wall Street, la acción descendía en torno al 4 y 5%. Y es que en lo que se refiere a los ingresos por acción, el incremento habría sido de apenas 1 centavo de dólar.

El año fiscal de Oracle, correspondiente a 2018, se cerró el pasado 31 de mayo con un incremento en los ingresos del 6% situándose en los 39.800 millones de dólares. Especialmente buenos fueron los resultados asociados a sus servicios en la nube y al soporte de licencias que aumentaron un 10% hasta alcanzar los 26.400 millones. Por su parte, las licencias asociadas a la nube y las destinadas a local bajaron un 4%, quedándose en los 6.200 millones de dólares.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios