Talento Digital
Empleo
Especial Tendencias 2024 CW

La 'resaca' de contrataciones en TI devuelve el poder negociador a las empresas

Especialistas de Hays, LHH y LinkedIn debaten en torno a las tendencias que marcarán este 2024 el mercado laboral del sector TI.

ajedrez juego negociación
Foto de Hassan Pasha (Unsplash).

No hay duda de que el fin de la pandemia fue un remezón para la industria y así lo demostraron los recortes masivos de personal que acometieron las tecnológicas en 2022. Sin embargo, con la llegada de la inteligencia artificial (IA) el año pasado, esta ‘resaca’ de contrataciones adquirió nuevas proporciones, alcanzando la astronómica cifra de más de 260.000 despidos a nivel mundial. Era el inicio de una nueva era para el mercado laboral en TI. 

Expertos en recursos humanos consultados por ComputerWorld concuerdan: por primera vez en años, las contrataciones de perfiles TI se han estancado. Patricia Zamacola, IT executive manager en LHH Recruitment Solutions, sostiene que actualmente “hay mucha ‘resaca’ de contratación, se han dimensionado mucho los equipos de tecnología en los últimos años y, por varias razones, se decide que hay que reestructurar los equipos internos, cambiar las funciones y darle sentido a la plantilla”. Así, las compañías están mirando hacia dentro, para reorganizar sus equipos y reciclar perfiles, antes que optar por abrir nuevas ofertas. 

Esta es una tendencia que Selena Sabiote, senior manager de Technology Perm Recruitment Services en Hays España, cree que se extenderá hasta 2025. "Ha habido un importante estancamiento a nivel de contratación y, efectivamente es porque, en abril pasado, el estallido de las grandes tecnológicas en Estados Unidos pone freno a los planes de financiación a nuestro país y muchos otros. Este hecho fundó temor y enfoque conservador en las contrataciones de muchas compañías. De momento, no hemos visto ningún cambio desde abril del año pasado. Al contrario, la demanda de ese tipo de perfil actualmente está en el nivel más bajo que hemos visto en estos últimos 15 años”, dice. 

Zamacola, no obstante, destaca la resiliencia española. “España era un país donde nos habíamos posicionado muy bien como un hub europeo para, por ejemplo, toda la parte de factoría de software, por eso no ha sufrido tanto en la parte tecnológica como otros países europeos”, aunque eso cambia con la llegada de la IA, afirma. 

 

"La demanda de ese tipo de perfil actualmente está en el nivel más bajo que hemos visto en estos últimos 15 años"

 

Selena Sabiote, senior manager de Technology Perm Recruitment Services en Hays España

 

El poder, de vuelta a las empresas 

Durante la ‘fiebre de oro’ de las tecnológicas, que alcanzó su momento más álgido durante la crisis del COVID, ser profesional TI significaba tener la baza ganadora, tener la posición de poder en la negociación de cualquier proceso de selección. “Con los despidos y el freno de las contrataciones, la moneda se ha invertido. Ahora el control lo tienen las empresas, en parte lo han recuperado, equilibrando un poco las reglas del juego y ese mercenariado del sector”, advierte Sabiote. 

No hay que ser catastróficos: ni las ofertas se han acabado, ni los salarios han bajado, apuntan los especialistas. Pero sí se han estancado. “Desde los últimos 13 o 14 años quizás, es el primer año donde hemos evidenciado un estancamiento salarial importante. Siempre ha habido inflación, algunos años para unos perfiles más que otros, pero este año absolutamente no. Es más, los candidatos están dispuestos a aceptar ofertas o a cambiar de trabajo por menos incremento salarial o incluso por lo mismo”, comenta la ejecutiva de Hays. 

La experta de LHH también menciona que los recortes de plantilla en las grandes tecnológicas han servido como una oportunidad a las pymes para acceder al talento que antes era inalcanzable para ellos. “En España más o menos el 30% de las vacantes se quedaban sin cubrir y esto era un problema gigante. Yo creo que hay muchas empresas que han sido inteligente y que han dicho: 'hay perfiles en Meta, Microsoft y en las grandes tecnológicas que han salido y yo puedo adquirir este perfil en este momento'. Sí que ha ayudado a cerrar un poco esa brecha y a nivelar un poco a nivel económico", reflexiona. 

 

Los nuevos perfiles remueven la plantilla 

Para Zamacola, más allá de la crisis de las tecnológicas, hay otros factores que también explican estos cambios en el mercado laboral, como la llegada de las plataformas low code/no code y la IA. “Es como cuando empezó internet, muchos trabajos dejaron de tener sentido porque antes era una cuestión de tiempo. Se reducen los tiempos y se reducen los perfiles. A lo mejor, en un equipo de desarrollo de software, donde antes necesitabas diez personas ahora vas a necesitar tres”, explica.

Sin embargo, las nuevas necesidades tecnológicas también generan nuevas necesidades de talento. Así, “donde antes tenías tres trabajadores, ahora vas a necesitar diez, o incluso departamentos que antes no existían y que ahora los tengo que crear”. La IA, la ciberseguridad y la gestión del dato son algunas de estas áreas en las que las contrataciones no hacen más crecer. 

Así lo muestra la lista de los Empleos en Auge en España para 2024 de LinkedIn, donde el puesto de ingeniero en IA ya ocupa el 13º lugar. “Las solicitudes para puestos que mencionan la IA o la IA generativa han crecido un 15% en España en el último año”, asevera Rosario Sierra, directora de negocio corporativo de LinkedIn España y Portugal. 

De los 25 empleos en auge según la red social, muchos son perfiles de TI. Los dos primeros, de hecho, son analista de centro de operaciones de seguridad y analista de desarrollo de software. También aparecen ingeniero de plataforma, ingeniero de datos, ingeniero de inteligencia artificial, ingeniero de seguridad, ingeniero de sistemas en la nube, ingeniero de integración e ingeniero de aprendizaje automático. 

“De la lista, hay una clarísima predominancia por puestos tecnológicos que, evidentemente, se debe a la rápida adopción de tecnologías emergentes. Se refiere a la tendencia que hay de una manera transversal, con que todo lo tecnológico roce todos los puestos y todos los roles que hacemos de alguna manera”, dice Sierra. En ese sentido, destaca que, en la presencia de perfiles de IA y ciberseguridad, hay una “clarísima diferencia” con respecto a la lista de 2023. “Hay un claro viraje hacia temas de inteligencia artificial y de seguridad, es decir, la necesidad de proteger, analizar y optimizar información en entornos que son cada vez más digitalizados”, agrega. 

 

"Hay una predominancia por puestos tecnológicos, que se debe a la rápida adopción de tecnologías emergentes. Hay un claro viraje hacia temas de IA y de seguridad"

 

Rosario Sierra, directora de negocio corporativo de LinkedIn España y Portugal. 

 

TI con cabeza de negocio 

La directiva de LinkedIn también destaca un cambio en las habilidades blandas que se requieren del talento TI en el mercado laboral actual. “El tema de la IA, la automatización y la digitalización están impulsando una necesidad también de estar en continuo aprendizaje. Lo que ha sido el aprendizaje formal, de que primero te formas y luego trabajas, se va a desdibujar completamente. El aprendizaje debe ser continuo porque a día de hoy entendemos que las habilidades requeridas para puestos de trabajo han cambiado un 25% desde 2015 para hacer el mismo rol y se prevé que esto va a alcanzar al menos hasta un 65% para 2030”, comenta. 

En cuanto a las habilidades duras o hardskills que están en auge para los profesionales TI, las expertas en RRHH destacan la gestión de proyectos; la atención al cliente; los lenguajes de programación como SQL, Java y Python; la gestión del dato; experiencia en business intelligence, y otros. “Cada vez más se demandan perfiles que vengan de un background formativo de matemáticas, estadística y similares, eso está también pegando muy fuerte. Para el mundo del dato muchas veces es más importante este tipo de formación incluso que una ingeniería informática", señala Sabiote. 

Por su parte, Zamacola considera que “los últimos tres años, que han sido un boom muy fuerte del sector tecnológico, lo que más se valoraba era la parte técnica pura. Pero eso está cambiando, porque una vez que la IA va a romper con la parte más operacional, lo que se está valorando cada vez más es la inteligencia del negocio. Una aseguradora quiere vender seguros, entonces un perfil tecnológico tiene que conseguir poner la tecnología para que esa aseguradora pueda vender más”. 

En tanto, Sierra explica que las habilidades blandas o softskills siguen siendo más bien transversales a todo tipo de perfil, como el trabajo en equipo, comunicación, analítica, liderazgo, negociación, resolución de problemas, planificación estratégica, gestión y adaptabilidad, entre otras.   

 

Salarios y flexibilidad, las prioridades de los candidatos 

"El candidato es consciente de que el mercado ha cambiado. Y los programadores saben que ellos tenían en sus manos la capacidad de conseguir lo que quisieran en una negociación, y que ahora ya no, esa negociación empieza a estar más igualada entre el cliente y el candidato”, sostiene Zamacola, y agrega que, por eso, “este año va a ser más estable, pero también es un año de grandes oportunidades, porque hay áreas de tecnología que ahora mismo son muy punteras y se van a hacer muchas cosas nuevas”. 

Sabiote concuerda con esta idea y asegura que, si bien el talento está dispuesto a moverse de empresa, no lo hará con tanta facilidad como en el pasado. ¿Qué los motivará? El salario sigue siendo la prioridad, pero también les llama la atención un proyecto tecnológico puntero y, sobre todo, la flexibilidad.  

 

"El candidato es consciente de que el mercado ha cambiado. Los programadores saben que podían conseguir lo que quisieran en una negociación, y que ahora ya no"

 

Patricia Zamacola, IT executive manager en LHH Recruitment Solutions

 

El orden en la lista, no obstante, varía según la edad. Mientras que las generaciones mayores -en las que la conciliación no viene ‘de fábrica’- valoran más la estabilidad de una gran empresa, “la gente joven no está dispuesta en su gran mayoría a tirarse todo el día en una oficina y que eso sea su huella en el mundo”, dice Zamacola. Y a pesar de que muchas empresas están dando un paso hacia atrás en el full remote, Sabiote es tajante al afirmar que “el teletrabajo seguirá siendo el beneficio mejor valorado y la palanca más importante de cambio para este 2024”. 

Las generaciones Z y Alpha también priorizarán la responsabilidad social corporativa y el propósito de las organizaciones, “sentirse identificado con qué hace la compañía para la que voy a trabajar y cómo de comprometida está", observa Sierra. 

Finalmente, la ejecutiva de LinkedIn menciona como un punto importante el desarrollo profesional. “El que puedas tener la posibilidad de seguir formándote y aprendiendo en el lugar de trabajo es algo que a día de hoy todos los empleados y profesionales lo están demandando. Porque se están dando cuenta del ritmo endiablado con el que viene el mercado, los cambios y la tecnología, que es lo que está provocando que todo esto se acelere de una manera exponencial y de que tengamos que estar actualizados”, concluye. 



Contenido Patrocinado

Webinars

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital

 

 



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?