Sector Público
Inversión
Chips
Estados Unidos

La Administración Biden vigorizará la industria del chip con una inversión de 162 millones

El Departamento de Comercio de Estados Unidos ha avanzado la intención de otorgar a Microchip Technology 162 millones en subvenciones para incrementar la producción nacional de semiconductores.

microchip, chip
Créditos: Brian Kostiuk (Unsplash).

La Administración Biden, a través del Departamento de Comercio de Estados Unidos, ha anunciado la inversión de 162 millones de dólares en subvenciones para incrementar la producción nacional de semiconductores y unidades de microcontroladores clave para el consumidor y la defensa. En concreto, las subvenciones gubernamentales irán destinadas a la compañía Microchip Technology para ampliar sus fábricas en los estados de Colorado y Oregón. "Los semiconductores y las unidades microcontroladoras que Microchip fabrica son componentes esenciales para una amplia gama de productos para el consumidor y la defensa, además de cruciales para la manufactura estadounidense", aseguraron fuentes institucionales comunicado mediante.

La concesión de los citados fondos permitirá a la organización triplicar la producción de chips semiconductores de nodo maduro y unidades de microcontroladores en dos de sus grandes fábricas en Estados Unidos. En palabras de Gina Raimondo, secretaria  de Comercio, “es un paso significativo en nuestros esfuerzos por reforzar la cadena de suministro de semiconductores heredados que se encuentran en todo".

La financiación anunciada por la Casa Blanca es la segunda de su tipo en el marco de la ley promulgada por Biden en agosto de 2022. En virtud de la misma destinaron 52.000 millones de dólares a diferentes partidas para robustecer el sector de los semiconductores en Estados Unidos. La primera financiación dentro del programa Chips for America asignó el pasado mes de diciembre 35 millones de dólares a la firma BAE Systems en su producción de semiconductores para aviones de combate.

Según desgranó el Departamento de Comercio, el apoyo del Gobierno de EE.UU. a la industria de semiconductores incluye 90 millones de dólares destinados a la modernización de la planta de microchip en Colorado Springs, y 72 millones de dólares para la ampliación de una fábrica en Gresham. Dos acciones que ayudarán a reducir la dependencia de la producción extranjera y cumplirán con el cometido de catapultar la industria nacional de semiconductores.

"Esta inversión para la manufactura en Oregón y Colorado apunta a la meta del presidente [Joe Biden] de fabricar semiconductores en Estados Unidos otra vez, reduciendo la dependencia de las cadenas globales de suministros que condujeron a aumentos de precios y largas demoras durante la pandemia", concluyó la asesora económica de la Casa Blanca, Lael Brainard. 



Contenido Patrocinado

Webinars

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital

 

 



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?