Chips
Unión Europea
IBM
España

Madrid e IBM colaborarán en el desarrollo de chips sostenibles en España

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, y Darío Gil vicepresidente senior de IBM y director de la división de Research de la tecnológica, sellan en Nueva York un acuerdo de colaboración público-privada para impulsar la investigación de materiales sostenibles para semiconductores.

Isabel Díaz Ayuso y Darío Gil
Darío Gil (IBM) e Isabel Díaz Ayuso (Comunidad de Madrid) durante la firma del acuerdo en Nueva York.

La presidenta regional ha recalado en la sede del Big Blue en Nueva York, donde se ha reunido con el máximo responsable del área de Research de la compañía, el español Darío Gil, para sellar un acuerdo mediante el que la región favorecerá la investigación de IBM en materia de desarrollo de nuevos materiales de semiconductores sostenibles en España.

Como explicaba ayer la propia Ayuso “nos hemos reunido aquí, en Manhattan, para firmar un acuerdo de colaboración con la Comunidad y ver todos los proyectos que podemos hacer en materia de investigación con semiconductores”, destacando a su vez el papel de Madrid como “una región de atracción de talento y de proyectos digitales”. No en vano, el objetivo del Ejecutivo autonómico es que cerca del 40% del PIB (Producto Interior Bruto) de la región esté relacionado con la digitalización.

IBM ya colabora, de hecho, con la Comunidad y es miembro fundador del Clúster de Innovación Tecnológica y Talento en Semiconductores de la Comunidad de Madrid (CITT Semiconductores). Además, la tecnológica inauguró en esta comunidad autónoma el pasado mes de julio su nueva región cloud multizona.

Como subrayan desde IBM, “la industria de los semiconductores se enfrenta a retos sin precedentes para desarrollar nuevos procesos que puedan satisfacer la creciente demanda de capacidad de procesamiento de datos”. Desde la compañía recuerdan que los métodos actuales de producción de tecnología con silicio “imponen al mundo cargas insostenibles de producción y eliminación de materiales”. De hecho, en la actualidad escasean muchos de los materiales que se emplean en la industria de los semiconductores; unos materiales cuyo proceso de extracción y purificación no solo es complejo sino poco sostenible desde el punto de vista medioambiental y de costes.

“La industria de los semiconductores tiene que estar a la altura del reto y desarrollar nuevos procesos más sostenibles en todas sus actividades de producción y eliminación”, añaden desde la tecnológica en un comunicado, lanzado con motivo del acuerdo con la Comunidad de Madrid.

 

Foco español en el mercado de los chips

A nivel estatal, el Gobierno español ha promovido el PERTE Chip, financiado por los fondos europeos, para reforzar las capacidades de diseño y producción de semiconductores en el país a través de la movilización de la inversión pública y privada en esta industria.

Algunas compañías que ya han anunciado planes en España para potenciar la industria de los semiconductores son la estadounidense Broadcom, cuyo presidente Charlie Kawwas anunció el pasado mes de julio que la empresa instalaría en este país una nueva fábrica de chips en Europa (en la que prevé invertir 1.000 millones de dólares); Cisco, que abrirá un Centro de Innovación Urbana en Barcelona, su primer centro de diseño europeo de chips; o Intel, que pondrá en marcha un laboratorio de diseño de semiconductores en su Centro de Supercomputación, ubicado en Barcelona.

La iniciativa española se enmarca dentro del objetivo europeo de potenciar una industria, la de los chips, fundamental en la economía digital moderna, y de la que es muy dependiente de Asia, sobre todo de Taiwán, cuya cuota de mercado en producción de chips asciende al 56% (con TSMC como estandarte) y de Corea del Sur, con un 17% de cuota (y Samsung en cabeza). 

Frente a estos países, la Unión Europea apenas produce el 8% de los chips a escala global, pero trabaja desde 2022 con el objetivo de que este porcentaje ascienda al 20% en 2030, mediante iniciativas como la European Chips Act (ECA), conocida como Chips Act o Ley de Chips, que entró en vigor el pasado mes de septiembre.

Esta propuesta legislativa de la Comisión persigue fomentar la producción de semiconductores en la región y se enmarca en el plan de inversiones Chips for Europe, que se extenderá al menos hasta 2030 y pretende establecer a Europa como un estandarte de este mercado.

 



Webinar ondemand

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: