Cloud Computing
Windows
Microsoft

Microsoft comienza la era del 'PC en la nube' con Windows 365

La tecnológica lanza el 2 de agosto un servicio para que los trabajadores puedan usar Windows en la nube desde teléfonos Android, tabletas, Macs y otros dispositivos. ¿Cómo afectará este ‘PC cloud’ al mercado de ordenadores portátiles para empresas?

También te puede interesar:
windows 365

Con Windows 365, creamos una nueva categoría: el PC en la nube”. Así presentaba esta semana Satya Nadella, presidente y CEO de Microsoft, Windows 365, un servicio cloud que introduce una nueva forma de experimentar Windows 10 o Windows 11 y está dirigido a empresas de todos los tamaños. Lo que permite Windows 365 es llevar el sistema operativo a la nube de Microsoft, de forma que el usuario puede disfrutar de la experiencia completa de Windows (accediendo a todas las aplicaciones, datos y configuraciones) desde los dispositivos personales o corporativos que quiera. 

El servicio, resaltan desde Microsoft, es seguro por diseño y está construido con los principios de ‘zero trust’; Windows 365 protege y almacena la información en la nube, no en el dispositivo, lo que, prometen, brinda “una experiencia segura y productiva para los trabajadores, desde becarios y externos hasta desarrolladores de software y diseñadores industriales”.

“Al igual que las aplicaciones fueron llevadas a la nube con SaaS, ahora subimos el sistema operativo a la nube, proporcionando a las organizaciones una mayor flexibilidad y una forma segura de empoderar a sus trabajadores para que sean más productivos y estén conectados, con independencia de su ubicación”, en palabras de Nadella.

Es decir, al igual que ahora es posible transmitir juegos de Xbox desde la nube Azure de Microsoft al propio teléfono o al navegador, ahora los trabajadores pueden hacer lo mismo con Windows 10 y, eventualmente, con Windows 11. De este modo, el PC en la nube no dependerá del hardware local para ejecutar Windows; en su lugar, se necesita una conexión fiable y persistente a Internet para llegar a Windows 365.

 

Un servicio pensado para empresas

Por ahora, Windows 365 será una oferta para empresas, aunque se podrá ejecutar en dispositivos personales, al igual que se puede acceder a los archivos de SharePoint de la empresa a través de un smartphone personal y autenticado. El equipo de Microsoft irá anunciando los precios (por usuario/mes) a medida que se acerque la fecha de lanzamiento en agosto.

Aunque la iniciativa de Microsoft es innovadora para la empresa, también se produce después de décadas de esfuerzos por parte de muchas compañías para desarrollar clientes ligeros y PC virtualizados, todos ellos intentos de desplazar los recursos informáticos del PC a la nube. El Network Computer de Larry Ellison, el NetPC y el NetTV de Rajesh Jain, e incluso la propia capacidad de Microsoft Azure para crear un servidor virtual remoto son ejemplos de informática en la nube. También es otro triunfo para los esfuerzos de virtualización de Microsoft. Windows 365 y el Cloud PC son simplemente el siguiente paso.

 

Cómo funcionará Windows 365

Todo esto prepara el escenario para el PC en la nube de Windows 365. Microsoft no dice que los consumidores estarán obligados a ejecutar sus futuros PC en la nube, pero resalta las ventajas que tendrán si lo hacen. Los datos de este PC se almacenarán en la nube y se podrá acceder a ellos desde cualquier dispositivo. Además, Microsoft promete que estos estarán encriptados en reposo en el dispositivo, y también de ida y vuelta a través de Internet. Por último, Microsoft también gestionará las actualizaciones de Windows.

Sin embargo, este PC en la nube no estará vinculado a una cuenta de Microsoft. Solo funciona con Azure Active Directory y la empresa del empleado también necesitará la licencia apropiada para Windows 365 Business o Windows 365 Enterprise.

Desde Microsoft subrayan que con Windows 365 los empleados podrán dejar su PC dedicado en casa y trabajar en “cualquier dispositivo” en un apuro, incluyendo su Mac, su iPad o su dispositivo Android o Linux. La experiencia, por supuesto, será un poco diferente a la de consultar el correo electrónico en una aplicación móvil de Outlook. Windows 365 soportará la experiencia de Windows: abrir Outlook, descargar y guardar una imagen, almacenarla en un escritorio virtual de Windows, abrir Paint y modificarla, guardarla de nuevo, etc. 

“La capacidad de trabajar cuando sea, como sea y donde sea necesario se ha convertido en la nueva normalidad”, según Wangui McKelvey, director general de Microsoft 365. “Todos los empleados quieren una tecnología que les resulte familiar, fácil de usar y que esté disponible en todos los dispositivos. Y en el entorno de ciberseguridad más complejo que hemos visto nunca, las empresas necesitan una solución que ayude a sus empleados a colaborar, compartir y crear, a la vez que mantienen sus datos seguros y protegidos”.

Con un Cloud PC, la cuestión de en qué “trabaja” un empleado también queda un poco menos clara. ¿Necesitan los empleados de un PC en la nube un ordenador de empresa? Parece que no. John Roach, de Microsoft Innovation, arroja más luz: Windows 365 será accesible a través de una aplicación nativa o un navegador web, lo que implica que un simple PC de gama baja y bajo coste ejecutará Windows 365 sin problemas a través de la web.

 

Algunas preguntas sin respuesta 

Lo que Microsoft no dice es que los usuarios pueden preguntarse, por ejemplo, cuáles son los requisitos mínimos de ancho de banda para que Windows 365 funcione sin problemas. Microsoft ofrecerá una gama de hardware virtualizado, pero no dice aún qué exactamente y cuánto costarán esas distintas configuraciones. La configuración más pequeña será una máquina virtual sorprendentemente anémica, de una sola CPU/2GB de RAM/64GB de almacenamiento, según nos han dicho, hasta un PC virtual de 8 CPU/32GB de RAM/512GB. Microsoft afirma que “si puedes transmitir una película, puedes ejecutar Windows 365”.

Una ventaja ingeniosa de un PC en la nube es que si el hardware sobre el que se usa no ofrece suficiente potencia, el departamento de TI podrá actualizarlo con solo pulsar un botón, algo que no ocurre con un trabajador típico. Microsoft, por otro lado, tampoco ha comunicado qué ofertas de resolución estarán disponibles para aquellos que prefieren trabajar con múltiples pantallas o con resolución 4K. 

Finalmente, desde el punto de vista cultural, no está claro cómo será el nuevo mundo del trabajo regido por un PC en la nube. ¿Los empleados dispondrán de terminales tontos o seguirán recibiendo sofisticados y costosos portátiles de empresa? ¿Querrán los empleados ejecutar Windows en sus teléfonos? ¿Y Windows 365 será simplemente un nicho para trabajadores especializados o tendrá un impacto más profundo? Tendremos que esperar y ver.

 


Próximo Webinar en Directo

Contenidos Destacados

Revista Digital

Be Data Ready

Communications Platform for Business

Modern Data Experience

Partnerzones IDG
Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Ya disponible en IDG Research: