Legislación
Inteligencia artificial
IA generativa

Un grupo de defensa digital critica el alcance actual de la Ley de IA europea

En una carta abierta firmada por miembros de Digital Europe, el grupo advirtió que la regulación excesiva de la industria de la IA podría afectar negativamente la capacidad de la región para convertirse en un líder mundial en la tecnología.

martillo ley

Digital Europe, un grupo de defensa que representa a las industrias digitales de todo el continente, ha publicado una declaración antes de las últimas semanas de negociaciones de la Ley de inteligencia artificial (IA) advirtiendo que el exceso de regulación podría obstaculizar la innovación y provocar que empresas abandonen la geografía.

El argumento centrales que la legislación va ahora más allá de su alcance original y, en cambio, debería seguir centrándose en casos de uso de alto riesgo, en lugar de estar dirigida a tecnologías específicas. El grupo también afirma que la carga financiera que podría suponer para las empresas que quieran llevar al mercado productos basados en IA podría hacer que operar fuera de la Unión Europea (UE) sea insostenible para las más pequeñas.

“Para que Europa se convierta en una potencia digital mundial, necesitamos compañías que puedan liderar la innovación en IA utilizando también modelos básicos y de propósito general”, dice el comunicado. “Como representantes de la industria europea, vemos una gran oportunidad en los modelos de fundación y en la aparición de nuevos actores innovadores en este espacio, muchos de ellos nacidos aquí en Europa. No regulemos su existencia antes de que tengan la oportunidad de escalar, ni les obliguemos a irse”.

La misiva ha sido firmada por 32 miembros y esboza cuatro recomendaciones que, en su opinión, permitirían a la Ley lograr el equilibrio entre la regulación y la innovación. Entre ellas, garantizar que un enfoque basado en riesgo siga siendo el núcleo de la ley; mejor armonización con legislación vigente en materia de seguridad de los productos; e ignorar los llamamientos para que la regulación aborde los problemas de derechos de autor.

"El marco integral de protección y aplicación de los derechos de autor de la UE ya contiene disposiciones que pueden ayudar a abordar los problemas de derechos de autor relacionados con la IA, como la exención de la minería de textos y datos y la correspondiente", se lee en el comunicado.

 

Históricas preocupaciones por el exceso de regulación

Esta no es la primera vez que la Ley de IA de la UE se enfrenta a críticas por parte de líderes de la industria que expresan su preocupación por el alcance de la legislación y su potencial para regular en exceso la industria.

En junio, 163 destacados ejecutivos que representaban a algunas de las mayores empresas tecnológicas y empresariales de Europa, como Airbus, ARM, Capgemini, Schneider Electric y Siemens, firmaron una carta abierta en la que instaban a la UE a adoptar un enfoque más de no intervención en la regulación de la IA, preocupados de que el proyecto de Ley de IA hiciera que el continente fuera menos competitivo en este campo de rápido crecimiento.

"Querer anclar la regulación de la IA generativa en la ley y proceder con una lógica rígida de cumplimiento es un enfoque tan burocrático como ineficaz para cumplir su propósito", dice la carta. "En un contexto en el que sabemos muy poco sobre los riesgos reales, el modelo de negocio o las aplicaciones de la IA generativa, la legislación europea debería limitarse a establecer principios generales en un enfoque basado en el riesgo".

Aunque la Ley de IA fue aprobada por el Parlamento Europeo en junio, debe ser ratificada por todos los países de la UE antes de convertirse en ley.

Si bien existe un consenso generalizado entre los países con respecto a los requisitos de etiquetado y las salvaguardas para protegerse contra el contenido generado por IA, ha habido algunas reacciones negativas en torno a las prohibiciones propuestas de la vigilancia biométrica en entornos públicos y los llamados sistemas de "puntuación social", que clasifican a las personas en función de su comportamiento social, estatus socioeconómico y características personales.

Cuando la Ley de IA finalmente se apruebe finalmente, el incumplimiento dará lugar a sanciones de hasta 20 millones de euros o del 4% de la facturación mundial.



Contenido Patrocinado

Webinars

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital

 

 



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?