Tendencias
Nube
Gartner

Son cuatro las tendencias que siluetean el futuro de la nube, los ‘data center’ y la infraestructura perimetral

Gartner ha desgranado cuáles son las tendencias que impactarán en estos segmentos teniendo en cuenta cómo los equipos de I&O avanzan para admitir nuevas tecnologías y formas de trabajar en un contexto marcado por la incertidumbre.

cloud nube

El futuro de la nube, los centros de datos y la infraestructura perimetral se perfilan, de a poquito, en la actualidad. La consultora tecnológica Gartner ha desgranado las cuatro tendencias que impactarán en estos segmentos tras considerar el avance de los equipos de Infraestructuras y Operaciones (I&O, por sus siglas en inglés) a la hora de admitir nuevas tecnologías y formas de trabajar en las organizaciones en un año marcado por la incertidumbre. “Con el clima económico actual, el mayor problema que enfrentan las empresas en 2023 puede no ser la infraestructura de TI. Sin embargo, los equipos de I&O se verán afectados por las fuerzas económicas y geopolíticas y tendrán un papel vital que desempeñar para mejorar sus efectos”, ha asegurado Pau Delory, analista vicepresidente de Gartner.

Para Delory, este no será “un año para acometer grandes ambiciones, pero marca un punto de partida para reenfocar, reestructurar y repensar su infraestructura. En cada crisis se encuentra la oportunidad; y en este caso, la oportunidad tiene que ver con hacer cambios positivos que pueden tardar mucho tiempo”. Estas son, según Gartner, las cuatro principales tendencias de infraestructura de nube, centro de datos y edge.

 

Optimización y refactorización de la infraestructura ‘cloud’

El uso de la nube pública es casi universal, pero muchos despliegues son todavía ad hoc y están mal implementados. Los equipos de I&O tienen este año la oportunidad de revisar la infraestructura de nube montada apresuradamente o con una arquitectura deficiente para hacerla más eficiente, resistente y rentable.

La refactorización de la infraestructura cloud debe centrarse en la optimización de los costes mediante la eliminación de la infraestructura de nube redundante, sobredimensionada o no utilizada; la creación de resiliencia empresarial en lugar de redundancia a nivel de servicio; el uso de la infraestructura de nube como forma de mitigar las interrupciones de la cadena de suministro; y la modernización de la infraestructura. Según Gartner, el 65% de las cargas de trabajo de las aplicaciones serán óptimas o estarán listas para su entrega en la nube en 2027, frente al 45% en 2022.

 

Nuevas arquitecturas de aplicaciones exigen nuevas infraestructuras

Los equipos de I&O se enfrentan continuamente al reto de satisfacer nuevas y crecientes demandas con nuevos tipos de infraestructura - incluyendo infraestructura de borde para casos de uso intensivo de datos, arquitecturas no x86 para cargas de trabajo especializadas, arquitecturas de borde sin servidor y servicio móvil 5G-. En este contexto la consultora tecnológica predice que el 15% de las cargas de trabajo de producción locales se ejecutarán en contenedores para 2026, frente a menos del 5% en 2022.

Los profesionales de I&O deben evaluar por tanto las opciones alternativas con cuidado, centrándose en su capacidad para gestionar, integrar y transformar frente a las limitaciones de tiempo, talento y recursos. "No vuelva a los métodos o soluciones tradicionales solo porque hayan funcionado bien en el pasado", dijo Delory. "Los periodos difíciles son momentos para innovar y encontrar nuevas soluciones que satisfagan las demandas del negocio".

 

Adopción de los principios 'cloud'

Los centros de datos se están reduciendo y migrando a proveedores de colocación basados en plataformas. En combinación con los nuevos modelos "como servicio" para la infraestructura física, puede brindar nuevos modelos económicos y centrados en el servicio, similares a los de la nube a la infraestructura local. Tal y como confirma Gartner, el 35% de la infraestructura de los centros de datos se gestionará desde un plano de control basado en el cloud en 2027, frente a menos del 10% en 2022. Los profesionales de I&O deberían poner el acento este año en construir infraestructuras nativas de la nube dentro del centro de datos; migrar cargas de trabajo de instalaciones propias a instalaciones de coubicación o hacia el borde; o adoptar modelos as-a-service para la infraestructura física.

 

El aumento de competencias, prioridad máxima

La falta de competencias sigue siendo el mayor obstáculo para las iniciativas de modernización de la infraestructura, y muchas organizaciones se encuentran con que no pueden contratar talento externo para cubrir estas carencias. Las organizaciones de TI no tendrán éxito a menos que den prioridad al crecimiento orgánico de las competencias. Como consecuencia, los líderes de I&O deben hacer del crecimiento de las habilidades operativas su mayor prioridad este año. Gartner pronostica que el 60% de los equipos de infraestructura de centros de datos tendrán habilidades relevantes de automatización y nube para 2027, frente al 30% en 2022. Anime a los profesionales de I&O a asumir nuevas funciones como ingenieros de fiabilidad del sitio o consultores expertos en la materia para equipos de desarrolladores y unidades de negocio.



Webinar ondemand

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: