Actualidad
Telecomunicaciones
Empresa
Telefónica

La jornada laboral de cuatro días toma protagonismo en Telefónica tras su consolidación definitiva

Los trabajadores que se acojan de forma voluntaria a la medida verán reducido su sueldo, aunque la empresa les reintegrará un 20%. Tras un proyecto piloto "satisfactorio", la materialización efectiva de la medida de la telco, bajo lupa.

Telefónica

Tras haber acordado un paquete de medidas flexibles con los sindicatos mayoritarios y contrastar los resultados de un más que comentado proyecto piloto sobre la jornada laboral de cuatro días, Telefónica España consolida la iniciativa en su organización. Así, la telco despliega la jornada laboral de cuatro días en su filial nacional. Una medida que contempla la reducción de salario por parte de los trabajadores que se acojan a la misma, aunque será la empresa quien les bonifique con un 20%. Este modelo de semana laboral, según ha informado la operadora, está incluido en la prórroga del II Convenio de Empresas Vinculadas (CEV), refrendada por los sindicatos en 2021. Y aunque el gigante de las telecomunicaciones no ha querido “hacer declaraciones oficiales” al respecto al ser preguntado por ComputerWorld, fuentes de la organización sí han querido resaltar que “esta iniciativa ya formaba parte de un paquete de medidas” que Telefónica había impulsado previamente en aras de la “flexibilidad”. “El proyecto piloto parece que ha salido bien; lo que se hace ahora es, por tanto, consolidar esta medida”.

 Así nos lo cuenta uno de los trabajadores de Telefónica que decidió optar por la jornada laboral de cuatro días (y que prefiere que no desvelemos su identidad): “Desde que me acogí a la jornada laboral de cuatro días y dos días más adicionales de teletrabajo, la semana laboral se me hace increíblemente más corta. No he vuelto a tener la sensación de querer que se acabe ya. Por otro lado, este tipo de jornada y el teletrabajo parcial me permiten pasar la mayoría del tiempo con mis seres queridos, que están fuera de la ciudad donde trabajo”. Unas ventajas que, sopesadas con los contras, le compensan. Sin embargo, explica, “la nueva jornada puede costar al principio, ya que no solo te afecta a ti sino a todo tu entorno de trabajo. Tus compañeros tienen que acostumbrarse a que no estarás los viernes”. Además, incide, “en lo que respecta a uno mismo debes organizar tu tiempo de forma muy eficiente para compactar las tareas que antes llevabas a cabo en cinco días y poder realizarlas ahora en solo cuatro”. En este sentido, confiesa, “la carga de trabajo diaria se incrementa, especialmente los lunes, y, por lo tanto, también necesitas fuerza de voluntad para cortar a tu hora y mentalizarte de qué tiempo tienes, y que si te quedas todos los días más allá de tu horario, solo estás rebajando tu sueldo, no tu jornada”.

 

Jornada Semanal Flexible Bonificada

A la medida, pionera en España en una gran empresa, se podrán acoger en principio de forma voluntaria los alrededor de 18.000 empleados con los que cuenta la filial española de la multinacional de telecomunicaciones. La dirección de Telefónica ha decidido extender la propuesta tras los buenos resultados arrojados por la prueba piloto realizada desde el pasado 1 de octubre. Sobre esta prueba piloto siembra el interrogante Fernando Maldonado, analista principal de IDG Research. Por el momento, lo que se sabe, es que “Telefónica empezó el piloto en octubre del año pasado, que el piloto ha funcionado y lo están escalando”; no obstante, el analista asegura tener “más preguntas que respuestas al respecto”: qué se está midiendo, cómo se está midiendo, cuál es la muestra, qué porcentaje se ha acogido a la medida y, sobre todo, cuál es el objetivo real de Telefónica con la puesta en marcha de esta iniciativa. “Saber el para qué –se ha impulsado-, te dará las KPI’s”.

La Jornada Semanal Flexible Bonificada del gigante de las telecomunicaciones contempla que los empleados deberán trabajar 32 horas a la semana, ocho horas diarias de lunes a jueves. Esto supone un descenso de 5,5 horas a la semana, ya que en la actualidad las horas globales alcanzan la cifra de 37,5 horas por cinco días trabajados. Este recorte de horas, tal y como se venía barajando, viene acompañado de una reducción proporcional de sueldo. No obstante, a pesar del ‘tijeretazo’ será la propia compañía quien bonifique a los empleados que se acojan a la iniciativa con un 20% de ese descuento, es decir, les pagará alrededor de una hora más. En cuanto al salario, la rebaja total de este, nos comenta el trabajador, “ronda el 9% -la reducción es de cinco horas y media- de modo que cada empleado tiene que hacer sus propias cuentas para analizar si su estilo de vida le permite esta bajada de sueldo”. En su caso concreto, afirma, “las cuentas salían”. “Para mí, sin atisbo de duda, las ventajas compensan la adaptación y la pérdida de sueldo: dispones de un día más para organizar viajes que te saben a poco en los dos días del fin de semana; te ahorras sufrir el caos del transporte a la oficina los viernes en Madrid; puedes hacer gestiones que antes te obligaban a usar tiempo de trabajo”.

 

"Este es el siguiente paso en la inevitable evolución laboral: los viernes pasarán a ampliar el selecto club de días del fin de semana. No hay vuelta atrás"

 

Plazos de solicitud

A final del pasado año, Telefónica España comenzó una prueba piloto sobre este modelo de semana de cuatro días, con el que la compañía aspiraba a revolucionar las relaciones laborales. En total, 150 trabajadores se acogieron de forma voluntaria según informó la empresa. Ahora, tras valorar variables operativas y la eficacia de los equipos, la compañía ha dado otro paso al frente. Sin embargo, por el momento, los citados parámetros forman parte de la privacidad de la empresa. Así abre un plazo desde el 9 de junio al 15 de julio para que los trabajadores que elijan acogerse a este plan voluntario puedan comunicárselo a la empresa. Para esos empleados, la jornada de cuatro días se hará efectiva a partir del 1 de septiembre y finalizará el 31 de diciembre 2022. Cabe mencionar, además, que los empleados que ya participan en el programa piloto podrán continuar con la jornada recortada en julio y agosto si así lo desean. No obstante, la intención de la empresa pasa por prorrogar la fórmula de forma anual a partir de enero de 2023. Para el trabajador que ya disfruta de la jornada laboral de cuatro días de Telefónica, “nos hallamos ante el avance natural de las condiciones de trabajo. Hace años no se concebía no trabajar los sábados y librar solo el domingo y ahora es una realidad totalmente extendida”. Este es, a su parecer, “este es el siguiente paso en la inevitable evolución laboral: los viernes pasarán a ampliar el selecto club de días del fin de semana. No hay vuelta atrás”.

 

¿Recorte de masa salarial, atracción o retención del talento?

Muchas son las incógnitas que se esconden tras el despliegue de la iniciativa. Para Maldonado, “antes de meterte de lleno en un proyecto así, tienes que tener una idea de por qué lo haces, es decir, definir los objetivos”. Por ejemplo, nos ilustra, “empresas con una alta rotación, lo que buscarán es retener empleados”. En este sentido volvía a hacer hincapié en conocer “a qué responde una iniciativa, para qué quieres llevarla a cabo”. Unos objetivos que, en el caso de Telefónica España, por el momento, no se han hecho públicos. Lo cierto es que no sabemos si esta medida tiene que ver con una manera elegante de llevar a cabo recortes de masa salarial, si buscan atraer o retener talento, reducir costes o, por el contrario, impulsar la productividad a través de la satisfacción.

Se desconoce, de igual forma, si se trata de una estrategia de imagen y reputación de marca; aunque sobre esto Maldonado tiene su propio parecer. “Esta medida se enmarca en un contexto en el que el trabajo híbrido es el modelo que predomina ahora, es la nueva forma de trabajar, mucho más flexible”. “La tecnología ha sido el habilitador del cambio, y las circunstancias son las que nos han hecho saltar”, asegura. “El experimento ha funcionado razonablemente bien, hasta el punto de que imperan los modelos híbridos. Sin la tecnología esto no sería posible, es lo que ha permitido que la mayoría de las empresas hayan optado por modelos flexibles entre los que se incluye la jornada laboral de cuatro días”. Por ello, el analista afirma que, teniendo en cuenta las ventajas, no es de extrañar que Telefónica haya optado por “predicar con el ejemplo” perfilándose como un referente. “Si no lo hace Telefónica que tiene la tecnología y la red, ¿entonces quién?”, preguntaba retóricamente. Sin embargo, para Maldonado esto es solo “un valor añadido”, no el propósito principal.

 

¿Vías abiertas a la negociación?

Aunque los sindicatos mayoritarios de Telefónica España entre los que se encuentran CC.OO y UGT parecen estar satisfechos con la medida, anuncian trabajo por hacer. Y es que estos pretenden abrir vías de negociación con la empresa con el fin de mejorar la bonificación que Telefónica ha previsto. Con ello se pretende que la reducción de salario sea menor para hacer más atractiva la jornada flexible.



Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Gamificación Soluciones

Acelera tu Transformación Digital

Be Data Ready

Metallic

Partnerzones



Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: