Redes Sociales
Adquisiciones
Twitter
Elon Musk

Elon Musk no descarta despidos en Twitter y asegura que estará involucrado en el desarrollo de producto

En una videoconferencia que mantuvo con los empleados de la red social, el empresario respondió a sus inquietudes sobre su estilo de trabajo, aunque no confirmó si efectivamente llevará a cabo la compra de la plataforma.

Twitter
Créditos: Brett Jordan (Unsplash).

La compra de Twitter por 44 millones de dólares por parte de Elon Musk no sólo tiene en vilo al sector empresarial tecnológico, sino que también a los empleados de la red social, que se encuentran en medio de una tormenta informativa y de opiniones entre el multimillonario, la empresa que pretende adquirir y los accionistas de la plataforma, situación que mantiene en duda la efectiva materialización del acuerdo. En medio de este culebrón en el que se ha transformado la negociación, Musk se dirigió por primera vez a los empleados de Twitter en una videoconferencia y respondió a sus preguntas sobre el futuro de su trabajo y de la compañía.

En un contexto económico poco favorable para el mercado pero, sobre todo, para las tecnológicas, una de las mayores preocupaciones de la plantilla de la red social tuvo que ver con la estabilidad de sus puestos de trabajo, considerando también que el magnate anunció recortes del 10% del personal en otra de sus reconocidas empresas, Tesla. 

Musk fue vago en su respuesta y aseguró que los posibles recortes serán analizados cuando llegue el momento. Sin embargo, comentó que “los costes superan los ingresos” de la plataforma, algo que “no es una buena situación”, aunque en un intento por tranquilizar a los presentes afirmó que quienes estén haciendo “contribuciones significativas” no tienen nada de qué preocuparse

Hace sólo unas semanas, el CEO de Tesla anunciaba que el trabajo remoto “ya no era aceptable” en la empresa y que quienes no estuvieran de acuerdo con eso “pueden pretender trabajar en otro lugar”. Estas afirmaciones se contraponen con las expresadas por el CEO de Twitter, Parag Agrawal, quien anteriormente había asegurado que los trabajadores de la plataforma podrían trabajar de forma remota “para siempre” o ir a la oficina si querían, “dónde sea que te sientas más productivo y creativo”. 

El anuncio de Musk para Tesla era algo que preocupaba a los empleados de Twitter, quienes temían que, de llevarse a cabo la compra de la plataforma, deberían olvidarse del teletrabajo. En la videoconferencia de este jueves, Musk dio a entender que instauraría una modalidad similar a la de Tesla, donde el trabajo remoto sólo sería para casos excepcionales, aunque de una forma algo más flexible que la compañía de coches eléctricos, ya que manejar una red social es distinto a construir automóviles y cohetes, algo que “es imposible hacerlo remotamente”.

 

Musk quiere estar involucrado

Durante la videoconferencia, el multimillonario comentó que aún no tiene claro cuál será su cargo en la empresa, sin embargo, expresó su interés en involucrarse de lleno en el desarrollo de producto, adoptando un estilo de liderazgo similar al que actualmente tiene en Tesla.

Esto, no obstante, no es sorpresa para nadie, teniendo en cuenta las declaraciones que Musk ha hecho en los últimos meses sobre sus planes para la plataforma, a la que pretende liberar de las cuentas falsas o bots para, en su opinión, potenciar la libertad de expresión en Twitter. 

De hecho, son justamente las cuentas falsas las que mantienen suspendido el acuerdo de compra, ya que Musk no cree que éstas compongan sólo el 5% del total, como afirma Twitter, sino que calcula (sin ninguna prueba que lo sustente) que la cifra asciende a un 20% y exige a la compañía acceso libre a sus datos para realizar una auditoría independiente. Según el medio norteamericano The Washington Post, Twitter habría accedido a entregarle a Musk su flujo de datos completo para aplacar sus temores

Los accionistas de Twitter, no obstante, creen que se trata simplemente de una maniobra para librarse del acuerdo o reducir la oferta. De hecho, un grupo de ellos demandó a Musk por “manipular” intencionalmente el valor de las acciones de la plataforma con sus declaraciones. La jugada se da, además, en un mal momento para las tecnológicas en la bolsa, situación de la que no se salvan las empresas del millonario sudafricano.



Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Gamificación Soluciones

Acelera tu Transformación Digital

Be Data Ready

Metallic

Partnerzones



Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: