Entrevista
Software
ENTREVISTAS
Empresa
Tecnología

"La inversión en tecnología 'low-code' de Appian en el sector público es un gran ejemplo de crecimiento y expansión"

Desde que Appian aterrizó en España en 2017 el low-code ha permeado diversas industrias, facilitando la transformación digital de grandes empresas y organismos públicos como la Seguridad Social, según cuenta a ComputerWorld el vicepresidente regional para Iberia, Miguel Ángel González.

Miguel Ángel González, RVP Appian Iberia
Miguel Ángel González, RVP de Appian Iberia.

Hace diez años, pocos habían escuchado hablar del low-code, esa tecnología de desarrollo de software que sus adeptos la explican como jugar al Lego virtual, cogiendo y arrastrando ‘bloques’ para crear una aplicación que se adecue a las necesidades de cada empresa. Si bien el low-code no es una tecnología para niños -como lo es el famoso juego danés-, abre las puertas a que profesionales no especializados se inserten en el mundo del desarrollo de software.

Miguel Ángel González, vicepresidente regional de Appian para Iberia, comenta que, en lo que sería la ‘ola’ de adopción de una tecnología, el low-code se encuentra en la parte baja, a punto de tomar vuelo para convertirse en la gran revolución del desarrollo de software. Desde su evento anual Appian Europe en Londres, González cuenta a ComputerWorld cómo ha evolucionado esta tecnología en los últimos años y de qué forma se han sumado las más diversas industrias para aprovechar lo que él considera como un “lienzo en blanco”.

 

¿Cómo ha avanzado el negocio del low-code en España desde que aterrizaron en el país en 2017?

Nosotros venimos del mundo de los procesos de negocios y en torno al 2005 se empiezan a introducir este tipo de tecnologías en España, los BPM (business process management), orquestadores de procesos de negocio o workflows. Se dan cuenta los clientes de que necesitan desestructurar la forma de hacer las aplicaciones para que los usuarios de negocio puedan ejecutar un proceso que, en vez de ser lineal, puedan ir saltando adelante y atrás. Con el case management se empiezan a meter una serie de tecnologías que completan el landscape de nuestra plataforma, como el reporting, el análisis del dato, temas de movilidad, desarrollo de pantallas, seguridad, colaboración, integración. Entonces se empieza a crear en torno al proceso de negocio un montón de funcionalidades alrededor que construyen lo que es una suite de low-code, que al final lo que consigue es que los usuarios de negocio puedan desarrollar aplicaciones muy deprisa.

En 2005, los desarrollos de proyectos en modo cascada demoraban seis, siete, ocho meses. Ahora los ciclos de vida son muy cortos, de dos o tres semanas. Como los usuarios de negocio están trabajando en el desarrollo de esas aplicaciones, se entregan productos que están mucho más cerca de la necesidad real y cambiante de los usuarios.

 

"Hemos desarrollado un mercado que nos ha hecho ser la segunda oficina más grande a nivel mundial fuera de Estados Unidos"

 

¿Y en cuanto al negocio de Appian?

Empezamos en España con dos clientes, que eran Bankinter y Banca March. A día de hoy tenemos más de 70 clientes después de seis años. Hemos desarrollado un mercado que nos ha hecho ser la segunda oficina más grande a nivel mundial fuera de Estados Unidos. En Appian Iberia tenemos una sede en Sevilla, una en Madrid, y damos soporte de ingeniería y servicios profesionales a todo el sur de Europa y Latinoamérica, además abrimos una oficina ahora en Portugal. Tenemos tres oficinas en la región y vamos a crecer el año que viene, tendremos más oficinas en nuestro territorio. Hemos tenido un crecimiento exponencial, sobre todo en sectores como la administración pública, en el que hemos pasado de no tener ningún cliente a tener 10 este año. El año que viene seguramente tendremos otros seis o siete más, pues estaremos en torno a las 20 o 25 entidades públicas trabajando con ellos en proyectos de transformación digital, potenciados por fondos europeos. Proyectos de transformación de gran calado, como puede ser la Seguridad Social, en el que vamos a transformar más de 250 prestaciones del servicio al ciudadano en relativamente muy poco tiempo. La inversión y el foco en la tecnología low-code basada en Appian en el sector público es un gran ejemplo de crecimiento y expansión.

Y luego aparte tenemos grandes nombres, como pueden ser Santander o Telefónica. Es una tecnología que está en pleno apogeo. Esto es como una ola, yo creo que estamos empezando a subir la ola, tiene todavía muchísimo recorrido, porque nosotros realmente no competimos con otros players de low-code, competimos con el desarrollo a medida, con Java, Node o React. En este tipo de tecnologías se requieren perfiles muy técnicos y sus tiempos de desarrollo son mucho más largos que los nuestros. 

 

"El low-code tiene algo muy bueno y es que es un lienzo en blanco, es absolutamente transversal"

 

¿Cuáles son los mayores usos o aplicaciones low-code que están utilizando las empresas españolas y qué sectores son los punteros?

Nosotros empezamos trabajando con los servicios financieros y después nos pasamos mucho a los seguros. Pero en paralelo hemos estado trabajando con energía y utilities, telcos, la administración pública, retail. El low-code tiene algo muy bueno y es que es un lienzo en blanco. Es absolutamente transversal, porque nosotros no limitamos para nada la funcionalidad que alguien quiera implementar, y la flexibilidad y rapidez de Appian permiten que se hagan muchas cosas de una forma muy rápida. 

En casos de uso hay muchas cosas, hay mucho tema de responsabilidad social corporativa, compliance, regulatorio, de orientación al cliente. Por ejemplo, la banca está muy orientada a conseguir un cliente digital más rápido. Estamos haciendo muchas cosas con Openbank, que es 100% digital. Hacemos también todo lo que es el ciclo de vida de operaciones de un back office, tanto de Telefónica como de Santander. Hacemos cosas relacionadas con las tramitaciones de la Seguridad Social. Lo que es el Ingreso Vital Mínimo, por ejemplo, está implementado 100% en Appian. Al final, la digitalización de las funcionalidades que el mercado demanda, es lo que nosotros hacemos. 

 

Hace unos años compraron en Sevilla la compañía de RPA Novayre Solutions. ¿Cómo ha evolucionado en estos dos últimos años el negocio de RPA en España y qué se espera para los años siguientes?

Nosotros hemos hecho dos grandes adquisiciones en los últimos años. Una fue la tecnología Jidoka con la compañía Novayre, que se formalizó la compra en enero de 2020. Esa tecnología de RPA se integró 100% dentro de nuestra suite de low-code. Lo que nosotros hemos hecho es democratizar el RPA para hacerlo una forma más fácil de crear aplicaciones. Hemos invertido mucho en incorporar esas capacidades dentro de la plataforma, al igual que hemos incorporado la compra de una compañía alemana llamada Lana Labs, de process mining, que es otra de las áreas tecnológicas que estamos potenciando mucho. 

Nuestro objetivo es cubrir el ciclo completo de la automatización: process mining, workflows y RPA. Y en paralelo a todo esto, estamos invirtiendo también en desarrollo de capacidades de inteligencia artificial, como intelligent document processing (IDP) que es el análisis de documentos en tiempo real. Data fabric, que es un concepto nuevo que se está introduciendo en este Appian Europe y que vamos a trabajar mucho el año que viene, es una manera de conseguir que los datos estén unificados sin estar centralizados en el mismo sitio. Lo que nosotros conseguimos con el data fabric es coger y unificar todos los datos sin tener que moverlos, consiguiendo una visión única de un concepto de negocio. El data fabric es un concepto que hace que podamos tener algo muy diferencial en la industria que otros no tienen. 

 

"España, al igual que Iberia como región, juega un papel muy importante para el desarrollo de negocio en los próximos 10 años de Appian"

 

¿Cómo están afrontando la escasez de talento especializado en España y cómo soluciones como las suyas ayudan a las empresas en este ámbito?

Nosotros no somos extensivos en personal, no tenemos una necesidad de tener mucha gente trabajando en Appian. Somos una compañía de propiedad intelectual, que nos permite hacer un producto de software muy bueno y que otros lo utilicen. Por lo tanto, nosotros no tenemos un déficit de talento, yo consigo encontrar en el mercado los profesionales que necesito. 

Sin embargo, sí que existe un déficit de talento para desarrollar todas las aplicaciones del mercado. Entonces, ¿cómo estamos ayudando nosotros con eso? Estamos haciendo menor la brecha, porque con Appian puedes hacer más con menos y puedes meter a los usuarios de negocio. Entonces estamos invirtiendo como compañía en formar a nuestros partners. Tenemos 27 partners en España, entre los cuales tenemos a las grandísimas compañías tecnológicas de este país y a nivel mundial. Estamos invirtiendo en que ellas cada vez tengan más capacidades en Appian, para intentar llegar a esa demanda de mercado que no se llega a cubrir. Formar en Appian es muy fácil, puede llevar semanas formar a una persona que es técnica o de negocios a desarrollar aplicaciones en Appian de una forma rápida. En España estamos en los miles de personas formadas y en el mundo en los cientos de miles. Mi objetivo es incrementarlo en más de un 100% de aquí al año que viene, queremos duplicar la capacidad que hay en el mercado.

 

En junio anunciaron la apertura de su nuevo Centro de Innovación Tecnológica en Sevilla. ¿Por qué eligieron esta ciudad y a España para instalar su primer centro fuera de Estados Unidos? ¿Qué rol juega España dentro de la estrategia de negocio de Appian?

Sevilla tiene un caldo de cultivo muy bueno de ingenieros, tiene muchísimo talento. La compañía estaba buscando sitios donde hubiera una ventaja competitiva de talento, calidad, una universidad que arroje al mercado ingenieros con buen inglés y con un conocimiento tecnológico potente. Hemos elegido Sevilla porque se juntan todos esos puntos que hacen que el equipo de ahí sea muy potente. También porque nos abre la puerta al mercado latinoamericano. 

España, al igual que Iberia como región, juega un papel muy importante para el desarrollo de negocio en los próximos 10 años de Appian. Y nosotros estamos encantados de seguir liderando desde aquí todo el negocio y la expansión, cogiendo el modelo español que ha funcionado muy bien.



TE PUEDE INTERESAR...

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Acelera tu Transformación Digital

Be Data Ready

Metallic

Partnerzones



Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: