Actualidad
Windows
SSD
Microsoft

Microsoft ejerce presión para que los futuros equipos con Windows 11 requieran una SSD

Un nuevo informe asegura que la tecnológica multinacional quiere deshacerse de las unidades de arranque HDD de cara al próximo 2023 y podría estar presionando a los fabricantes de equipo original para lograrlo.

Windows 11

La multinacional tecnológica con sede en Redmond, Washington, planea exigir unidades de estado sólido (SSD, por sus siglas en inglés) a los fabricantes de ordenadores para poder instalar Windows 11, un requisito que podría implementar a partir de 2023. Así lo confirma el informe impulsado por la consultora tecnológica Trendfocus al señalar que los fabricantes de equipos originales (OEM) habrían recibido indicaciones para eliminar el dispositivo de almacenamiento principal en los ordenadores con este sistema operativo. Así, según el citado documento, la fecha límite que se baraja para llevar a cabo la iniciativa es el próximo año 2023, aunque esto podría ser flexible. En adelante, Microsoft ya no ofrecería licencias de Windows a los fabricantes que tengan la intención de vender computadoras portátiles y de escritorio con solo un disco duro estándar.

En la actualidad, gran parte de los equipos integran unidades de disco duro (HDD), dispositivos de almacenamiento que emplean un sistema de grabación magnética para guardar archivos digitales que ofrecen una velocidad menor que las SSD. Las unidades SSD, más modernas, ofrecen unas tasas de transferencia superiores a las de un disco duro, por lo que su impacto en el rendimiento del sistema operativo es muy positivo. Por ese motivo, cada vez es más habitual que los fabricantes opten por las SSD en lugar de las HDD, pero esta decisión les corresponde únicamente a ellos.

 

Presiones a los OEM

Para la instalación de Windows 11, Microsoft actualmente solo exige que el dispositivo en el que se vaya a descargar este sistema operativo disponga de 4 GB de RAM y, al menos, 64 GB de espacio de almacenamiento disponible. Sin embargo, la unidad SDD sí es un requisito esencial para poder acceder a dos opciones del sistema operativo: DirectStorage, una función para desarrolladores de Windows puesta a su disposición para implementarla en juegos y que estos experimenten tiempos de carga reducidos; y por otro lado, el Windows Subsystem for Android, un código a través del cual se ofrece soporte para distintas interfaces de programación de aplicaciones de Android en el ecosistema Windows.

Así, según informaba Tom’s Hardware a través de su análisis en Trendfocus, habría habido presiones hacia los OEM para que estos optaran por implementar las SDD y ofrecer así a los usuarios de Windows una experiencia más ágil y con mayor capacidad de respuesta por parte de los dispositivos, a pesar de que esto los encarecería. La empresa lo haría con el fin de acabar con los discos duros y sustituirlos por SSD a corto plazo con vistas al 2023. No obstante, se estima que los OEM estarían intentando negociar un plazo más amplio para implementar el cambio.



Contenidos Patrocinados

sitio web, internet, portátil, pc TENDENCIAS

Especial Sanidad

Be Data Ready

Webinar Commvault Metallic

Communications Platform for Business

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research