Chip
Unión Europea

Bruselas prepara una Ley Europea de Chips

La UE, altamente dependiente de Asia en el mercado de los semiconductores, pretende llegar a producir el 20% de estos a nivel global, frente al 10% que fabrica actualmente. Como parte de su estrategia para alcanzar la soberanía digital, la Comisión Europea acaba de anunciar una nueva normativa para fomentar la creación de chips en el Viejo Continente.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

La escasez de chips que ha lacrado el sector de TI y automovilístico en los últimos meses y la excesiva dependencia que Europa tiene de Asia (fundamentalmente de Taiwán), el mayor productor de esta tecnología, han hecho que Bruselas se haya replanteado su papel y quiera ganar peso como fabricante de semiconductores, como parte de una iniciativa más ambiciosa de recuperar la soberanía digital

Volvamos a ser audaces, esta vez con los semiconductores”, apremiaba ayer Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, al presentar el plan de la institución para transformar definitivamente la UE y que incluye iniciativas como una nueva Ley Europea de Chips, que aspira a impulsar la creación de un ecosistema de chips europeo de última generación, que incluya su fabricación, garantice la seguridad de suministro y desarrolle nuevos mercados.

La presidenta de la Comisión fue clara: “No hay sector digital sin los chips”. Y recordó que en la actualidad líneas de producción enteras están funcionando a medio gas, a pesar de la creciente demanda, por la escasez de semiconductores. “A pesar de que la demanda mundial se ha disparado, la cuota de Europa en toda la cadena de valor ha disminuido. Dependemos de los chips de vanguardia fabricados en Asia”, reconoció.

La nueva ley, aseguró, permitirá a los estados miembros conectar sus capacidades de investigación, diseño y ensayo y facilitará la coordinación de las inversiones nacionales y de la UE a lo largo de la cadena de valor. El objetivo de la UE es pasar de fabricar apenas un 10% de los chips a nivel mundial a llegar al 20% en 2030. “Sí, se trata de una tarea hercúlea. Y sé que algunos sostienen que es imposible. Pero lo mismo dijeron del proyecto Galileo hace 20 años. Y ¿qué sucedió? Pues que fuimos capaces de lograrlo juntos”, sentenció la presidenta.

El anuncio de la nueva ley de chips llega pocos días después de que Pat Gelsinger, consejero delegado de Intel, uno de los gigantes del mundo de los procesadores, anunciara que la compañía invertirá 80.000 millones de euros para impulsar la fabricación de chips en Europa.

 

Otro paso hacia la soberanía tecnológica

Del sector digital depende nuestro éxito o fracaso”, recordó Von der Leyen, subrayando la importancia de que la UE invierta para ganar soberanía tecnológica. “Tenemos que duplicar la inversión para moldear nuestra transformación digital de acuerdo con nuestras propias normas y valores”, añadió.

Por su parte, Thierry Breton, comisario de Mercado Interior, declaró que urge evitar que Europa se encuentre en una posición de gran dependencia en los próximos años. “De lo contrario, quedaremos expuestos a los vaivenes a nivel mundial y desaprovecharemos las oportunidades de crecimiento económico y creación de empleo. Creo en una Europa que lidere los mercados del futuro y no se limite a ser una simple subcontratista”.

La vicepresidenta ejecutiva para Una Europa Adaptada a la Era Digital, Margrethe Vestager, concretó los planes de la institución para que la UE sea plenamente digital en 2030. Dentro del llamado 'Itinerario hacia la Década Digital' anunció la creación de un "marco de gobernanza basado en un mecanismo de cooperación anual para alcanzar los objetivos en ámbitos como las capacidades e infraestructuras digitales y la transformación digital de las empresas y de los servicios públicos”.

Durante la pandemia se ha puesto de manifiesto el papel fundamental de las TIC y han salido también a relucir las brechas digitales que existen en los países de la UE, sobre todo en las zonas rurales frente a las grandes ciudades y en las pequeñas empresas frente a las grandes. Europa también afronta un importante problema con la falta de talento digital; de hecho, en 2020 quedaron sin cubrir más de 500.000 puestos de trabajo para expertos en ciberseguridad y datos.

Para afrontar esta realidad, una de las armas de Bruselas serán los proyectos plurinacionales, a través de los cuales Estados miembros podrán sumar esfuerzos y poner en común recursos para desarrollar las capacidades digitales en infraestructura de datos, procesadores de bajo consumo, redes de comunicación 5G, informática de alto rendimiento, comunicación cuántica segura, administración pública, tecnología de cadena de bloques, centros de innovación digital e inversión en competencias digitales.

 



Revista Digital

40 Aniversario Computerworld

web 40 años computerworld Tendencias

Próximo Webinar

Be Data Ready

Communications Platform for Business

Modern Data Experience

Partnerzones IDG
Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Ya disponible en IDG Research: