Negocio | Noticias | 02 DIC 2020

CMC acaba el ejercicio 2020 con un crecimiento del 8%

El grupo ha experimentado un crecimiento de su negocio superior al 10% en los sectores de banca, teleco y energía.
Jaime Hortelano, CMC
Jaime Hortelano, CEO de CMC.
Redacción

El Grupo CMC cerrará 2020, el año del COVID-19, con un crecimiento del 8% con respecto a 2019, lo que se traduce en una cifra de negocio de 65 millones de euros; y con el incremento de su plantilla en un 16%, con lo que actualmente cuenta con 1 300 profesionales.

Unos resultados que llevan a su presidente y CEO, Jaime Hortelano, en conversación con ComputerWorld, a declarar que  “a pesar de la desgracia y las implicaciones sociales, personales y económicas que ha provocado el COVID-19, el Grupo CMC se ha comportado con una solidez y robustez tremendas en este escenario, gracias a la continuidad de negocio desde el primer día. A ello hay que unir las oportunidades que la digitalización en particular y la tecnología nos han proporcionado para dar continuidad a los negocios de los clientes. Y es que, a pesar del Coronavirus, está claro que hay negocio dentro de la tecnología, a lo que hay que unir características como la robustez, solidez y resiliencia que ha demostrado nuestro negocio”.

Unos resultados que son fruto de cuatro factores determinantes, según destacan desde la multinacional, que le han permitido mantener el crecimiento mientras el mercado global de servicios TI se ha contraído un 7%, tales como la diversificación de la posición de Grupo CMC en el mercado, las infraestructuras tecnológicas con las que cuenta la compañía y el capital humano son tres de los factores que han contribuido a dicho crecimiento, a los que hay que añadir sus soluciones tecnológicas robustas, como es el caso de su plataforma digital O2.Digital, o Prot-On en el ámbito de la ciberseguridad.

“Porque se ha demostrado que la tecnología y sus soluciones son fundamentales en un momento como el actual. Valga como ejemplo que del millón de personas inicial que teletrabajaba se ha pasado a seis. Por tanto, la tecnología implantada, además a unas velocidades increíbles, demuestra que será uno de los tres o cuatro drivers de la recuperación de la economía, pues la transformación digital de las empresas es una necesidad. Y es una gran oportunidad para nuestro país, para modernizar su economía y procesos y hacer un país más eficiente”, prosigue Hortelano.

 

Un impulso de cara a 2021

Cifra las reseñadas que le permiten afrontar un 2021 dominado por la incertidumbre, en el que —reitera Hortelano— la tecnología será clave para impulsar la digitalización de las empresas. Tecnología que, según previsiones de la compañía, le permitiría terminar el ejercicio con una plantilla compuesta por más de 1 500 profesionales y una facturación cercana a los 100 millones de euros. Números que la situarían en el top 15 el sector de servicios TI.

“Cuando todos estábamos confinados, nuestra plataforma de soluciones tecnológicas 02. Digital nos ha permitido multiplicar por tres y hasta por cuatro el número de operaciones con firma electrónica y digital, reconocimiento por videoconferencia, etcétera. Sin olvidar el servicio en forma de soluciones que hemos aportado al sector sanitario. Aquella plataforma ha sido, desgraciadamente, una demostración del uso de una tecnología que ya estaba disponible y que ha venido para quedarse, ya implantada en una gran cantidad de empresas a las que mejora y agiliza sus procesos. Lo que ha hecho el COVID-19 es acelerar un proceso que ya se veía venir”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios