Reportaje
TI
Especial Repaso a 2022 CW

Las tecnológicas, contra viento y marea

Tras contar las hojas del calendario que restan para que el año llegue a término desciframos, de la mano de las principales tecnológicas que operan en el país, cómo han sobrevivido a un escenario incierto, convulso y desafiante. A continuación, su balance del 2022.

especial repaso 2022

Aquel virus con silueta de corona del que todavía quedan resquicios puso el mundo, tal y como le conocemos, del revés. No es de extrañar que, tras la pandemia acaecida, el brindis que daba comienzo al todavía presente año 2022 resonara a esperanza, a ilusión y a progreso, a una nueva oportunidad de construir de manera conjunta un escenario prácticamente utópico. Sin embargo, el devenir del tiempo nos hizo bajarnos de las nubes y caer en tierra firme; y es que, si echamos la vista atrás, encontramos una etapa convulsa, incertidumbre y una creciente proliferación de amenazas. Contra todo pronóstico la guerra llegó a Europa, se desató la inflación, una crisis energética y el broche de oro en el que se iba a convertir el inicio de la era pospandémica resultó ser bisutería. Teniendo en cuenta el contexto descrito no cabe duda que las empresas tecnológicas han tenido que hacer gala de resiliencia y estoicismo para plantar cara a los desafíos que han brotado en los últimos doce meses. A continuación, su radiografía del año en clave TI.

En 2022, asegura Luis Aused, CTO de Kyndryl en España y Portugal, “las compañías tecnológicas hemos tenido que operar en un mercado muy complejo y cambiante. La digitalización, las tensiones geopolíticas, la sofisticación de las ciberamenazas o las crecientes exigencias de la sostenibilidad, entre otros, han cambiado el entorno competitivo”. Una transformación que, aunque ardua debido a las exigencias de celeridad, ha ensalzado los beneficios de la tecnología, según apunta Miguel Álava, director general de AWS Iberia: “Este momento de incertidumbre que vivimos ha puesto en relieve, aún más, el papel crucial que la tecnología juega para todo tipo de empresas y organizaciones, en cualquier vertical y de cualquier tamaño”. En este sentido, infiere Norberto Mateos, director general de Intel en España, “las empresas tecnológicas siguen teniendo grandes oportunidades por delante y tienen que estar preparadas para afrontar una era de demanda sostenida a largo plazo, porque la realidad es que la tecnología nunca ha sido tan importante para la humanidad como lo es hoy”. 

 

El arte de reinventarse (digitalización mediante)

“Este ha sido un año clave en términos de adaptación a los acontecimientos que han tenido lugar a lo largo y ancho del mundo. Todas las compañías, independientemente del sector al que pertenezcan, se han visto obligadas afrontar nuevos retos”, nos revela Eric Li, CEO de Huawei en España. Para ello, el arte de reinventarse ha sumado una nueva acepción en el abecé de las tecnológicas. “Es verdad que el panorama es complejo y que eso no ayuda a la evolución del sector tecnológico, pero la realidad es que la necesidad de digitalización es un imperativo, y eso no va a cambiar en los próximos meses”, proseguía Ricardo Labarga, director general de Dell Technologies en España. Y es precisamente aquí donde reside el quid de la transformación presenciada, en la digitalización como “gran eje para poder hacer frente a muchos de los desafíos ocurridos este año”, dice Li. "El sector TI está en continua evolución y adaptación a las necesidades exponencialmente crecientes de las empresas para llevar a cabo una transformación digital de sus negocios y a los requerimientos para conectar con el talento, atraerlo y fidelizarlo, así como para abordar la complejidad acelerada del propio ecosistema", continúa Iván González, director corporativo de Marketing, Comunicación y Sostenibilidad de Seidor. 

Muestra de ello, subraya Mario Silva, director de Estrategia y Transformación de negocio de Telefónica Tech, es que a pesar de la coyuntura actual “nuestros clientes empresariales están acelerando sus planes de transformación digital para poder adaptarse a una situación macroeconómica sin precedentes. Esto está ocurriendo en todas las empresas, no importa su tamaño (desde una pyme hasta una gran corporación o multinacional) ni su naturaleza de negocio o sector. Vemos a todos los niveles un incremento de gasto TI, siendo una de las partidas presupuestarias que los CEO y CIO de las principales compañías del mundo están repriorizando frente a otras inversiones”.

 

"La digitalización es el gran eje para poder hacer frente a muchos de los desafíos ocurridos este año"

 

Eric Li, CEO de Huawei España

 

Desafíos TI

Innegablemente este año ha dibujado sobre el lienzo una importante retahíla de obstáculos a sortear por las compañías tecnológicas del país. Sin embargo, tal y como se pronosticaba, ha habido uno que preocupa de sobremanera a las nueve corporaciones que participan en este escrito: la escasez de talento especializado. Sobre ello nos habla Bruno Chao, director general de Accenture en España, Portugal e Israel. “Disponer y retener el talento necesario posiblemente es el reto principal, no sólo de las empresas tecnológicas, sino también de las compañías en general. La labor de las instituciones públicas, con el apoyo de la empresa privada, es fundamental para generar y atraer ese talento”. Siguiendo esta misma estela Félix Monedero, director de SAP en España, es quien arroja datos. “El gap de talento tecnológico, con un 76% de las empresas afirmando que tiene dificultades para encontrar talento, según Experis, es un gran desafío. Esa situación puede provocar – asevera citando a IDC- que el 65% de las empresas no pueda obtener todo el valor que debería de sus inversiones en cloud, en datos y en automatización”. No en vano es la gran asignatura pendiente de la industria.

Asimismo, la convergencia entre las agendas de tecnología y sostenibilidad, esta última enormemente impactada por el contexto actual, supone “claramente” otro desafío para Chao. Un desafío que, para abordarlo, requiere “contemplar el impacto en todo el ecosistema, en origen (proveedores y socios), de manera interna (empleados) y en el destino (clientes y consumidores finales) para escalar y amplificar los resultados de esa convergencia”. Este año, interviene Li, “ha cobrado mayor importancia la concienciación sobre cómo interactuamos, tanto las personas como las empresas, con el medio en el que vivimos. A esto se suma que la sostenibilidad se ha convertido en un elemento capaz de aportar un valor diferencial a las compañías”. Por eso, vaticina el ejecutivo de Accenture, “2023 será es un año fundamental para acelerar la ejecución de las estrategias sostenibles eficaces para alcanzar los objetivos ESG”.

Otro de los grandes retos a tener en cuenta se refiere a la sensibilidad de la cadena de suministro; “la solución a sus problemas y la escasez de recursos pasa por crear comunidades de empresas basadas en la colaboración y cadenas de suministro resilientes”, continúa Monedero. Para el representante de Huawei no debemos olvidar el reto de abordar el despliegue del 5G, especialmente “importante” para las compañías del sector. “Este año ha sido clave en la aceleración del proceso de implementar el 5G en todo el mundo, pero aún queda trabajo por hacer. Las redes 5G han demostrado ser fundamentales para el crecimiento digital de los países, y son necesarias para el mundo de la industria y de las empresas, ya que permiten optimizar sus procesos y les otorgan mayor eficiencia. Se trata de una tecnología imprescindible para fomentar la adopción de otros servicios que impulsan la transformación digital, como por ejemplo el almacenamiento en la nube, la inteligencia artificial o la computación”, ha asegurado.

 

"Estamos viviendo una particular era dorada del sector tecnológico. Es verdad que ha pasado parte del furor derivado de la pandemia, pero el mundo sigue en pleno proceso de digitalización"

 

Ricardo Labarga, director general Dell Technologies en España

 

Radiografiando el 2022

Andreu Vilamitjana, director general de Cisco España, es quien pone el 2022 en perspectiva en clave nacional: “El 2022 ha sido un año crucial para la digitalización del país. Gracias a los fondos Next Generation, a campañas como el Kit Digital Digital, los PERTE y al impulso de la colaboración público-privada, los últimos doce meses han constituido un verdadero revulsivo, con una elevada inversión en TIC de las administraciones, las pymes y las grandes empresas”. Así, continúa mirando al futuro, “las previsiones son bastante halagüeñas y apuntan hacia un crecimiento del sector TIC por encima del PIB en 2023”. De hecho, incide citando los datos ofrecidos por la consultora tecnológica IDC, “se estima que la inversión TIC en España alcanzará los 53.500 millones de euros el próximo año – lo que supone un crecimiento del 3,4% frente a 2022-, mientras el PIB podría crecer en torno al 2,1% según las previsiones del Gobierno nacional y de la OCDE”.

Tenemos ante nosotros, dice Chao, “una ocasión única para liderar el crecimiento de la economía y el empleo de calidad. Pero para lograrlo será necesario hacer inversiones hoy en las tecnologías y ecosistemas adecuados, con objetivos rentables y sostenibles y, lo más importante, asegurando que cuidamos e invertimos también en las personas”. Siguiendo esta misma línea Labarga considera que “nos encontramos ante el momento más emocionante de la era digital y que estamos viviendo una particular era dorada del sector tecnológico. Es verdad que ya ha pasado parte del furor derivado de la pandemia, pero no hay duda de que el mundo sigue en pleno proceso de transformación digital”. 2023 será, para Silva, “un año de grandes oportunidades”.



Contenido Patrocinado

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 

Otros especiales

Partnerzones

Servicios que marcan la diferencia

Acronis Backup 12 cloud Whitepapers


Registro:

Eventos: