Actualidad
Chips
Empresa
Tecnología

Arm fabricará un prototipo de chip antes de su salida a bolsa

El fabricante de chips Arm, con sede en el Reino Unido, se dispone a trabajar con un socio especializado en la materia para desarrollar un nuevo prototipo de chip avanzado mientras prepara su salida a bolsa.

arm chip

Al parecer, la empresa británica de diseño de semiconductores Arm quiere asociarse con fabricantes para desarrollar su propio prototipo de semiconductor, destinado a dispositivos móviles, ordenadores portátiles y otros aparatos electrónicos. Los prototipos de chips están pensados para mostrar los avances que está realizando la empresa en un intento de aumentar su valor y atraer a nuevos clientes antes de su esperada salida a bolsa a finales de este año. Así lo avanza un informe del Financial Times citando a fuentes corporativas.

Según reza el mismo, Arm habría creado un nuevo equipo de ingeniería de soluciones para dirigir el desarrollo de los nuevos prototipos de semiconductores. Un equipo capitaneado por Kevork Kechichian, quien se incorporó a la compañía el pasado mes de febrero y que cuenta con bagaje en el sector. De hecho, anteriormente supervisó el desarrollo del chip Snapdragon en Qualcomm. Esta nueva división también trabajará en la mejora del rendimiento y la seguridad de los diseños existentes en el portfolio de la compañía según el citado informe, que respalda la información mencionando a ejecutivos del sector que describen el nuevo prototipo como “más avanzado que nunca”.

Asimismo, tal y como apuntan fuentes consultadas por el medio, los prototipos de chips no se venderán directamente a los fabricantes de dispositivos, lo que supondría un cambio en la forma tradicional de hacer negocios de la empresa. Si Arm cambiara de rumbo para producir sus propios chips y venderlos directamente a los fabricantes de dispositivos, cambiaría su posición en la industria de los semiconductores. Hasta ahora, Arm ha licenciado o vendido sus diseños de chips a los fabricantes, en lugar de implicarse directamente en el proceso de producción, por lo que se ha mantenido como una especie de parte neutral en la industria de los semiconductores. Sus productos se encuentran en más del 95% de los smartphones.

Últimamente, sin embargo, parece que la compañía está colaborando más estrechamente con los fabricantes para asegurarse de que el mercado de sus diseños se mantiene fuerte. A principios de este mes, por ejemplo, Arm llegó a un acuerdo con Intel para garantizar que los semiconductores que utilicen los próximos diseños de Arm puedan fabricarse en sus plantas.

En este sentido cabe destacar que los esfuerzos por colaborar más estrechamente con los fabricantes se producen mientras Arm, actualmente propiedad mayoritaria de SoftBank, se prepara para lanzar una oferta pública inicial. La empresa anunció que saldría a bolsa el año pasado, después de que el acuerdo propuesto para ser adquirida por Nvidia se viniera abajo a raíz de las dudas de los reguladores, y más recientemente dijo que la OPV tendría lugar en Estados Unidos. Es probable que Arm presente pronto los documentos de registro de su OPV ante la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU, según los medios de comunicación.

 

La guerra comercial de los chips se recrudece

Los movimientos de Arm para reforzar los lazos con los fabricantes también llegan en un momento en que la agitación geopolítica está perturbando el mercado mundial de chips, lo que hace que las empresas busquen formas de reforzar la seguridad y la continuidad de la cadena de suministro de semiconductores. Las administraciones presidenciales tanto de Joe Biden como de Donald Trump, alegando preocupaciones comerciales y de seguridad, aprobaron medidas que prohíben el uso de hardware fabricado en China en las redes estadounidenses e impusieron controles a la exportación de tecnología informática estadounidense -más recientemente, restricciones sobre chips y equipos de fabricación de chips-. Asimismo, Estados Unidos también ha presionado a sus aliados para que promulguen restricciones similares.

En el último capítulo de la actual guerra comercial entre EE.UU y China por los semiconductores, la Administración Biden ha pedido a Corea del Sur que no llene el vacío que quedaría en el mercado si Pekín cumple su amenaza de prohibir los productos del fabricante estadounidense de chips de memoria Micron, informó además el Financial Times.

El 31 de marzo, el Gobierno chino emitió un comunicado en el que afirmaba que se estaba llevando a cabo una revisión de Micron "con el fin de garantizar la seguridad de la cadena de suministro de infraestructuras de información clave, prevenir los riesgos de seguridad de la red causados por problemas ocultos en los productos y mantener la seguridad nacional". Por su parte, comunicado mediante, Micron afirmó que la empresa es consciente de la investigación del Gobierno chino y que tiene previsto cooperar plenamente.



Contenido Patrocinado

Webinars

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital

 

 



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?