Tecnología | Noticias | 03 FEB 2020

Bruselas alerta: los sistemas de inteligencia artificial pueden ser una “caja negra”

Margrethe Vestager ha expuesto en una conferencia en La Haya los riesgos que implica el uso de la inteligencia artificial. “Sin un marco ético adecuado ésta puede socavar valores como la justicia y la igualdad”, según la vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Competencia.
Margrethe Vestager, vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Competencia
Margrethe Vestager, vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Competencia. Créditos imagen: Jennifer Jacquemart/EC-Audiovisual Service
Redacción

En el Simposio sobre Digitalización celebrado hoy en La Haya, Margrethe Vestager, vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Competencia, ha anunciado las líneas claves en las que trabaja el organismo para abrazar la digitalización respetando los valores democráticos europeos. Aunque la política ha recalcado que una tecnología clave como la inteligencia artificial “puede ayudarnos a utilizar mejor los recursos, a mejorar nuestra salud e incluso salvar nuestras vidas” también ha precisado que “sin un marco ético adecuado, también puede socavar valores como la justicia y la igualdad”.

Según Vestager, los sistemas de inteligencia artificial pueden ser una “caja negra”, de forma que no se pueda comprobar si utilizan datos sesgados y poder hacer frente a las respuestas que producen. Por ello, “siempre deben ser las personas, no los ordenadores, las que estén, en última instancia, a cargo de las decisiones que afectan a nuestras oportunidades y a nuestra libertad”.

Fue en junio de 2018 cuando la Comisión puso en marcha un grupo de expertos para debatir sobre los retos que plantea el desarrollo de la inteligencia artificial. El primer fruto de este comité fue la creación de un borrador con unas directrices éticas para el desarrollo y uso de la inteligencia artificial, documento que se presentó en diciembre de dicho año. Está previsto que este mes de febrero la Comisión regule en firme el uso de esta tecnología. También se prevé la creación de una Agencia Pública sobre Inteligencia Artificial.

 

Europa está preparada para aplicar la tasa digital si no hay acuerdo global 

La vicepresidenta ha recordado que algunas empresas de tecnología “parecen esperar una exención de los deberes que unen a nuestra sociedad, como pagar impuestos o respetar los derechos de los trabajadores”. En esta línea, ha subrayado: “Debemos asegurarnos de que las empresas digitales no puedan usar nuestras lagunas legislativas para evitar pagar su justa parte de impuestos. Porque si pueden, pronto nos encontraremos con que nuestros gobiernos están despojados de los recursos que financian los servicios de los que todos dependemos. Y veremos cómo las empresas digitales dejan de lado a sus rivales offline, no porque ofrezcan un mejor servicio, sino porque no pagan impuestos”.

Aunque Vestager ha apuntado que la Comisión ya está trabajando con sus socios en todo el mundo (agrupados en la OCDE) para encontrar una solución a la conocida como ‘tasa digital’, ha insistido, como ha hecho en otras ocasiones, que si no se llega a un acuerdo internacional antes de que acabe 2020 en esta materia, Europa está preparada para avanzar por su cuenta.

“Tenemos derecho de decidir qué se hace con nuestros datos”

La forma en la que se utiliza la tecnología y en particular el modo de explotar los datos de los ciudadanos/clientes por parte de las organizaciones ha centrado gran parte del discurso de la vicepresidenta europea. “Somos los usuarios de la tecnología los que producimos grandes cantidades de los datos que hacen posible los logros de esta era digital, cuando compramos algo online o enviamos un mensaje a un amigo o simplemente caminamos por la ciudad con nuestros teléfonos inteligentes en nuestras bolsas. Por lo tanto, no hace falta decir que tenemos el derecho de decidir lo que se hace con nuestros datos”.

Para Vestager, uno de los trabajos más importantes de la Comisión será construir un marco que apoye la tecnología con un fin. “La tecnología digital puede ayudarnos a convertirnos en el primer continente del mundo con clima neutro para 2050”. Por eso, ha explicado, la inversión en tecnología digital es una parte crucial del Acuerdo Verde Europeo. “También necesitamos hacer que la propia tecnología digital sea más ecológica. Los centros de datos del mundo ya representan tanto carbono como los vuelos. Y como la importancia de los datos no hará más que aumentar, tenemos que estar dispuestos a tomar medidas decisivas para hacer frente a sus efectos sobre nuestro clima y nuestro medioambiente”.

La importancia de que la tecnología sea segura y resistente ha formado también parte del discurso de Vestager. “Es vital que intensifiquemos nuestro trabajo para asegurar las redes”, ha añadido, recordando que la semana pasada la Comisión aprobó una serie de medidas para garantizar que las redes 5G sean seguras, aunque no prohibió directamente la colaboración con  fabricantes considerados de alto riesgo en Estados Unidos como es el caso del chino Huawei.

Finalmente, ha recordado lo importante que es digitalizar en particular a las pequeñas empresas europeas, que representan más de la mitad del PIB de la región y dos tercios de los puestos de trabajo. Por ello, ha añadido, en el organismo están preparando una nueva estrategia industrial para marzo que incluirá líneas de actuación para este tipo de empresas.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios