Actualidad
Tendencias
TI
Sector Público
Tecnología
Ametic

El futuro de la industria digital se siluetea en Santander de la mano de Ametic

Desde el despliegue del 5G o la adopción de la IA hasta las tecnologías estratégicas del futuro como la computación cuántica o la microelectrónica, la industria tecnológica digital ya se ha manifestado. He aquí una ventana abierta al mañana más prometedor.

portada
La Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, recoge el galardón de la mano de Pedro Mier. Créditos: Ametic.

En el corazón de El Real Palacio de la Magdalena, a orillas del Cantábrico, la industria digital vuelve a concentrarse durante tres intensas jornadas para tomar el pulso al sector. Representantes institucionales y corporativos, expertos en la materia, tecnólogos y medios de comunicación acuden a la tradicional llamada de Ametic que marca el pistoletazo de salida del nuevo curso. Tras medio siglo al pie del cañón, la patronal celebra el 37 encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones en Santander. Un evento que, con la innovación y la modernización como palancas de cambio, relata la transformación presente y futura de un país que aspira a encumbrar el liderazgo tecnológico del mañana. Desde el despliegue del 5G o la adopción de la inteligencia artificial (IA) hasta el impulso de las tecnologías estratégicas del futuro como la computación cuántica o la microelectrónica, la industria tecnológica digital ya se ha manifestado. He aquí una ventana abierta al mañana más prometedor. Esto es lo que ha dado de sí la última edición de uno de los eventos con más solera del sector.

 

Llamado a la acción: tres grandes pactos de Estado

Con Campos de Castilla, de un irrepetible Antonio Machado, Ametic reivindicaba el camino recorrido a lo largo de 50 años, desde sus inicios hasta la actualidad, como un facilitador de la innovación y el desarrollo, pero también como palanca de una industria próspera. Pedro Mier, presidente de la patronal, fue el encargado de inaugurar el encuentro. Una cita que arrancaba con un férreo apoyo a la consolidación de una industria más robusta e innovadora capaz de situar España a la vanguardia de la digitalización y la competitividad venidera. Para ello, Mier lanzaba un conocido reclamo político, especialmente en un contexto marcado por la incertidumbre tras las últimas elecciones generales y la presidencia del Consejo de la Unión Europea.

El presidente de Ametic instaba así a “los dos partidos mayoritarios” a impulsar “tres pactos de Estado que vayan más allá de la acción de Gobierno”. Un consenso que, a su entender, debería estar centrado en tres aspectos clave: la educación, la reindustrialización y la innovación. El primero de ellos, el pacto por la educación, es “muy importante”. Resulta “inaceptable”, comenta, “que cada vez que un nuevo gobierno llegue al poder se modifique esto”.  “Debemos fomentar la educación y la formación a todos los niveles”. El segundo de ellos hace referencia a la Ley de Industria que, de momento, está varada en el Congreso a expensas de que se retome la actividad política. El último, el pacto por la innovación, es “crucial” puesto que se trata de un factor “crítico”. “De ella depende la productividad de nuestro sistema. Es imprescindible, nos afecta de forma directa porque el factor clave de la innovación es la empresa”, aseguraba.

 

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, durante el 37 encuentro. Créditos: Ametic.

 

Formación y competencias digitales, el verdadero valor añadido

Si hay una cuestión que se ha repetido a lo largo de las tres jornadas de boca de diferentes representantes y expertos es la formación en competencias digitales, siendo este el gran valor añadido de las economías y sociedades que están por venir. Además de Mier, Clara Sanz, secretaria general de Formación Profesional, abordó este tema como punto clave para suturar la brecha de talento del sector tecnológico. Un discurso con el que hizo hincapié en la formación profesional como “llave” para hacer frente al nuevo escenario laboral que ya se intuye. “La revolución digital es la de las personas, el reto no está solo en la tecnología”, aseguraba tajante. En la actualidad, decía citando informes expertos, en torno al 15% de los empleos se encuentran en una situación “inevitable” de automatización. Esto, proseguía, implica “redefinir sus competencias digitales”. Sobre ello también hablaba Diego Rubio, director de la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia dependiente de la Presidencia del Gobierno, tildando de “reto estructural” la promoción de las capacidades humanas. Precisamente por este motivo instaba a fomentar el talento humano, promover la educación y las capacidades digitales. 

 

Clara Sanz, secretaria general de Formación Profesional, durante su ponencia. Créditos: Ametic.

 

Inteligencia artificial, inevitable

El auge y avance irrefrenable de la IA tornaba inevitable que se convirtiera en uno de los grandes temas de debate del encuentro. Algo que, tal y como se preveía, acabó ocurriendo. Alberto Granados, presidente de la filial española de Microsoft, ponía de manifiesto antes de hablar en entrevista para ComputerWorld las oportunidades de esta tecnología en la esfera empresarial. De hecho, según ha comentado el propio ejecutivo, la IA es una herramienta crucial a la hora de “llegar a escenarios mucho más complejos en un tiempo mucho más reducido”. Sus posibilidades, decía, son “inmensas”, mientras que el esfuerzo es “mínimo”. Tal y como ha avanzado Granados, “los trabajadores ya están listos para adoptar esta tecnología”; y aunque más de dos tercios de los usuarios reclaman transparencia en su uso, apenas la mitad de las empresas tienen mecanismos necesarios para brindarla.

Sobre las necesidades de regulación y el avance en el manido reglamento europeo de Inteligencia Artificial se ha pronunciado Salvador Estevan, director general de Digitalización e Inteligencia Artificial, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. La visión de Europa al respecto, comentaba, consiste en “no perder el equilibrio entre la propia innovación y la garantía de derechos”, evitando que estos queden relegados al pasado con el avance tecnológico. De este punto parten para impulsar la tan ansiada Ley de Inteligencia Artificial, una normativa que ponga coto al libre albedrío en cuanto al desarrollo y uso de la tecnología. “Estamos fomentando la comunicación entre los actores implicados. Trabajamos para que la Ley de Inteligencia Artificial se dé durante la presidencia española”, aseguraba. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos, el tiempo y los plazos burocráticos para que esto suceda corren en contra.

 

Salvador Estevan,director general de Digitalización e IA, reafirma el compromiso institucional por aprobar la Ley de IA. Créditos: Ametic.

 

La IA generativa también fue protagonista en la mesa redonda en la que participaba Juan José Casado, chief digital officer de Repsol. El directivo explicaba que la citada tecnología ha propiciado un cambio de paradigma en la productividad de las empresas. El gran reto, por tanto, consiste en “desaprender la forma en la que veníamos trabajando” para aprender nuevas maneras que permitan sacar el máximo partido a la IA. Para lograrlo, la multinacional española ha desplegado un plan de acción con cuatro puntos clave: identificar casos de uso; entender la transformación en el día a día; comprender cómo impacta en las funciones de la empresa, y entender cómo abordarla de forma ética y segura.

 

El impulso estratégico a la Microelectrónica

El tablero geopolítico actual ha hecho de la dependencia tecnológica el gran talón de Aquiles de naciones y administraciones. Conscientes de ello, no es de extrañar que opten por invertir en tecnologías estratégicas que supongan un avance significativo en la carrera por las ansiadas autonomía y soberanía. En este escenario, la microelectrónica se alza como campo prioritario a dominar. La batalla es cruenta, las potencias que acaparan el liderazgo en esta esfera son históricas, y nadie está dispuesto a renunciar a su trozo del pastel; sin embargo, se están dando pasos al frente. En este sentido, Teresa Riesgo, secretaria general de Innovación, ha reclamado “paciencia” a la hora de obtener los resultados previstos. A la par ha precisado que es necesario desarrollar la capacidad industrial del tejido empresarial para conseguir “traccionar el talento”.

Tras la intervención de Riesgo tenía lugar una ponencia centrada en este ámbito protagonizada, entre otros, por el comisionado especial para el PERTE de Microelectrónica y Semiconductores, Jaime Martorell, y el director general del Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS), Mateo Valero. Mientras Martorell incidía en que “lo que se ve del PERTE es únicamente la punta del iceberg”, Valero insistía en el carácter crucial de esta industria: “Se trata del tema geopolítico más importante después de la guerra de Ucrania”. “Es una oportunidad para que España lidere este campo a través de iniciativas como RISC-V”, aseguraba.

 

Teresa Riesgo, secretaria general de Innovación, atiende a los medios. Créditos: Ametic

 

 

Una nueva arista, la infraestructura de datos

Sobre las tablas del paraninfo de El Real Palacio de la Magdalena, el director de la Oficina del Dato del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Alberto Palomo, hacía hincapié en que “los datos deben ser seguros, pero también soberanos”. Para ello, ha indicado, es “crucial” que España asuma una posición de liderazgo en la construcción y fomento de una infraestructura de datos que incluya el cumplimiento de marcos regulatorios, la trazabilidad y, principalmente, la transparencia.

“Son medios para saber que cumplimos con el compliance y la autonomía estratégica que defendemos cuando somos capaces de entender lo que pasa y tenemos menos dependencias de externalidades”. Esa confianza, ha señalado, se construye cuando todos los actores siguen un mismo modelo, lo que permite “no solo conectar con nuestra industria, sino con industrias muy diferentes”. Bajo esta premisa, el Gobierno trabaja para extender un etiquetado de confianza y fomentar los sistemas industriales nacionales basados en la innovación de alta deriva.

 

Premio al Impulso de las TIC en la Empresa Española 2023

Hay quienes creían que el secreto mejor guardado de la edición eran los datos relativos a la segunda edición del Barómetro de la Industria Digital de Ametic, nada más lejos de la realidad. La verdadera incógnita pasaba por descifrar el nombre propio detrás del Premio al Impulso de las TIC en la Empresa Española 2023; y aunque sorprendía que la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial no figurara entre los ponentes de la agenda oficial, el motivo terminó por revelarse frente a la playa de El Sardinero, en el inimitable casino de Santander. Tras la espera, Ametic concedía a la Secretaría de Estado de Digitalización e IA (SEDIA), perteneciente al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, el galardón que se encargó de recoger la propia Carme Artigas. “Estoy muy satisfecha de que la industria haya valorado el trabajo que venimos realizando durante tres años, un trabajo incansable para llegar hasta aquí”, concluía  poniendo el broche de oro.



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Patrocinado

Otros especiales

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: