Chip
Eventos
Ametic

El Gobierno admite que el 'PERTE chip' no llegará a tiempo para la crisis de suministro

No obstante, el secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, Roberto Sánchez, señaló que están en “conversaciones serias” con varias empresas nacionales e internacionales para colaborar en el ámbito de los semiconductores.

Roberto Sánchez, secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales ametic
Roberto Sánchez, secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, durante el Encuentro de AMETIC.

Ante la crisis en la cadena de suministros de los semiconductores a nivel mundial, el PERTE Chip anunciado por el Gobierno que pretende movilizar una inversión pública de  12.250 millones de euros se posiciona como uno de los principales y más esperados proyectos del año. Sin embargo, según el secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, Roberto Sánchez, este proyecto estratégico “seguramente no va a llegar a tiempo para resolver los problemas que puedan derivarse hoy”.

Así lo reconoció durante el 36º Encuentro de Economía Digital y las Telecomunicaciones de AMETIC, en el que también aseguró que “si no lo desarrollamos ahora, tampoco llegaremos a tiempo dentro de dos años”.

Sánchez apuntó que “en el ámbito de la electrónica y los semiconductores ningún país va a tener la capacidad absoluta, sino que todos dependemos de todos. Nosotros aportaremos lo que podamos aportar, por ejemplo, en actividades de investigación y desarrollo y el desarrollo de nuevas arquitecturas de microprocesadores, y llegaremos menos a tiempo en otros, en los que tendremos que colaborar con otros países”.

 

"En el ámbito de la electrónica y los semiconductores, ningún país va a tener la capacidad absoluta, sino que todos dependemos de todos"

 

Asimismo, señaló que “todavía estamos en el arranque (del PERTE), no hay empresas que se suban o se bajen, es que prácticamente no hay empresas para bajarse. Lo que tenemos son empresas de ámbito limitado que tienen la oportunidad con el PERTE de extender su ámbito de actuación”.

Con esto, el secretario de Estado se refiere a empresas en España que son fabricantes de semiconductores que trabajan para un sector en específico, pero que tienen “las capacidades tecnológicas para desarrollarse aún más. “Si a través de este PERTE les inyectamos la financiación, los recursos adicionales, abrigándolos con otros centros que puedan realizar diseños, obviamente para ellos será una oportunidad de crecimiento. Este PERTE les dará la oportunidad de crecer en volumen y de dirigirse a otros sectores”, explicó.

 

La oferta no es tan elástica como la demanda

Más avanzada la jornada, en un panel en el que se analizó las consecuencias de la actual situación geopolítica en la reindustrialización, el ex ministro de Industria, Ciencia y Tecnología y de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, explicó que una de las razones por la que el Gobierno no llegará a tiempo con sus medidas para enfrentar la crisis de suministro de chips es debido a que “la oferta no es tan elástica como la demanda. Modular la oferta de microprocesadores para responder a una demanda que es muy elástica resulta que requiere tiempo, mucho, y dinero, mucho”.

En su explicación, Piqué contó que “ahí donde se empezaron a hacer microprocesadores, básicamente en Estados Unidos y Europa, vimos que al final lo más rentable era concentrarnos en el diseño y dejar la producción, que se consideraba algo menos glamuroso, a los países del Pacífico, pensando que íbamos a tener acceso ilimitado a los microprocesadores que íbamos a necesitar”.

 

"Modular la oferta de microprocesadores para responder a una demanda que es muy elástica resulta que requiere tiempo, mucho, y dinero, mucho"

 

Josep Piqué, ex ministro de Industria, Ciencia y Tecnología

 

En ese sentido, aseveró que “la crisis de los microprocesadores no tiene su causa en la guerra, la hemos empezado a percibir con la pandemia porque hubo una reducción drástica en la producción de bienes, por lo que sectores muy importantes de nuestra economía, como la automoción, canceló sus contratos de suministro de microprocesadores, pensando que cuando volvieran las vacas gordas simplemente se las volverían a pedir”.

Sin embargo, continúa, esa producción de semiconductores que no fue a parar al sector de la automoción se redirigió al de los dispositivos electrónicos, que tuvieron un gran incremento de demanda producto de la pandemia, por lo que los sectores que tradicionalmente más consumían chips, quedaron en ‘listas de espera’, generándose la situación actual de escasez de semiconductores. “Ante el just in time, ahora hay que pensar en el just in case”, cerró Piqué.



TE PUEDE INTERESAR...

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Acelera tu Transformación Digital

Be Data Ready

Metallic

Partnerzones



Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: