Chips
China
Estados Unidos

Japón y Países Bajos se suman al veto norteamericano: las restricciones a China continúan

La Administración Biden fue la primera que puso coto a la exportación de semiconductores avanzados con destino a la potencia asiática; ahora ultima conversaciones con Japón y Países Bajos para incluirles en su causa.

microchip, chip
Créditos: Brian Kostiuk (Unsplash).

Estados Unidos lucha por una causa: ralentizar los esfuerzos de China por alcanzar la soberanía de los semiconductores. Y lo cierto es que el Gobierno norteamericano avanza en su propósito de sumar adeptos a las restricciones impuestas a la potencia asiática. La Administración Biden anunciaba meses atrás que prohibía la exportación de semiconductores de inteligencia artificial (IA) de primer nivel con destino a China; ahora, Japón y Países Bajos aspiran a sumarse al veto estadounidense. Así lo avanzaba Bloomberg al poner de manifiesto que “Japón y los Países Bajos acordarán en breve unirse a Estados Unidos”. De hecho, iba un paso más allá al señalar que los Países Bajos restringirán a ASML Holding NV la venta a China de máquinas utilizadas para fabricar ciertos tipos de chips avanzados. Por otro lado, Japón seguirá la misma línea poniendo coto a la actividad comercial de Nikon.

Tal y como recoge Reuters, el acuerdo entre las autoridades neerlandesas y estadounidenses podría cerrarse a finales de mes, cuando los representantes de ambos países se reúnan en Washington. Sin embargo, a pesar de este paso al frente, los gobiernos y autoridades correspondientes parecen querer mantenerse al margen del foco mediático, ya que han declinado la invitación de periodistas y medios de comunicación a comentar sobre el asunto.

Conseguir que los Países Bajos y Japón impongan controles más estrictos a las exportaciones con destino China supondría una importante victoria diplomática para la administración del presidente estadounidense Joe Biden. Y es que sin la cooperación japonesa u holandesa, las empresas estadounidenses se enfrentarían a una desventaja competitiva.

 

“Preocupación de seguridad nacional”

"Hemos mantenido conversaciones con Estados Unidos y otros países sobre el régimen de control de las exportaciones", declaró en rueda de prensa Yasutoshi Nishimura, ministro japonés de Economía, Comercio e Industria. "Aplicaremos cualquier medida de acuerdo con nuestra Ley de Divisas y a través de la cooperación internacional", añadió declinando dar más detalles.

Aunque Nikon podría verse afectada, la empresa japonesa con más probabilidades de verse azotada por las nuevas restricciones será el fabricante de maquinaria para la producción de chips Tokyo Electron, que depende de China para aproximadamente una cuarta parte de sus ventas, dijo Masahiko Hosokawa, profesor de la Universidad Meisei y exdirector general de Control Comercial del ministerio. Japón espera que las ventas de las empresas relacionadas con chips que se vean afectadas se recuperen rápidamente porque el mercado de sus equipos está en expansión, confesó a Reuters un funcionario de Comercio e Industria que pidió no ser identificado porque “no está autorizado a hablar con los medios de comunicación”.



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Patrocinado

Otros especiales

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: