Negocio | Noticias | 30 NOV 2018

Microsoft versus Apple, dos aproximaciones al mercado radicalmente diferentes

El hecho de que esta semana Microsoft superara –unos momentos– la valoración bursátil de la icónica compañía de la manzana abre un periodo de reflexión sobre la idoneidad del negocio de esta última y el acierto indiscutible del gigante del software de convertirse en una empresa de servicios 'cloud'.
dinero
Esther Macías

Esta semana Microsoft conseguía superar en Bolsa a Apple. Solo unos minutos, sí, pero esta hazaña –la última vez que lo logró fue en 2010– no ha pasado desapercibida en el mercado. El debate está servido: ¿está Apple dejando de ser la estrella de la industria tecnológica? ¿Tiene que cambiar su modelo de negocio? ¿Vuelve Microsoft como gran protagonista de la arena TIC?

Para Alberto Bellé, analista de IDG Research, toca reflexionar sobre si Apple está perdiendo la ventaja que hasta ahora tenía sobre el resto de jugadores del mercado. “Apple es una empresa de producto; de un gran producto, eso sí, por el que muchos están dispuestos a desembolsar más de mil euros. Pero todos los productos tienen un ciclo de vida y es evidente que Apple tiene que hacer una reinvención del iPhone”.

El analista asevera que todo el mercado está esperando esta reinvención, sobre todo en un momento en el que se recrudece la guerra comercial entre China y Estados Unidos, que también afecta directamente al precio de los smartphones y al éxito del producto de Apple en el mercado asiático. “Apple ya ha conquistado el mercado occidental y su gran esperanza de crecimiento es el mercado asiático. Pero si los inversores ven que le cuesta penetrar en este mercado y, además, perciben cómo sube la materia prima para construir teléfonos y el precio final del producto en China es obvio que bajarán las acciones, pues verán mayor riesgo a la hora de invertir en esta compañía”.

Mientras Apple está sometida a los ciclos de producto y a las guerras comerciales, Microsoft no deja de crecer. “Se ha transformado en una empresa de servicios. Llegó tarde a cloud pero se ha posicionado con los grandes de este mercado”. La ventaja de jugar en la nube, según Bellé, es que es un mercado de grandísimo recorrido. “No vemos el final del crecimiento de cloud. Por el contrario, aunque el crecimiento en producto puede ser más agresivo, sí tiene un fin”, apunta.

La empresa dirigida por Satya Nadella, por tanto, no depende tanto de los ciclos de consumo, mientras que el 60-70% de la facturación de Apple viene de una sola gama de dispositivos: el iPhone. “Podríamos decir que se enfrenta una empresa de un producto excelente frente a una empresa de servicios cloud. Ambas tienen, por consiguiente, unas dinámicas de mercado y modelos de negocio radicalmente distintos”, asevera el experto.

"La posición de Microsoft abarca al corazón de la empresa"

Además, recalca Bellé, “la posición de Microsoft abarca al corazón de la empresa, mientras que la de Apple no”. Nadella, según el analista, tuvo una acertada estrategia al apostar por cloud y dejar de poner el foco en la movilidad, un área donde “es evidente que no lo hacía bien” [no hay que olvidar la carísima compra de Nokia]. Sin embargo, sí ha conseguido que su producto estrella, Office 365, “tenga sentido en la nube, y esto da mucha credibilidad a la compañía de cara al inversor”.

¿Acabará por tanto superando Microsoft a Apple en valoración bursátil? “Todo depende de la coyuntura del producto, pues éste es un mercado muy volátil, pero si Apple no cambia su estrategia, seguramente Microsoft la acabará ganando”.

Ambas empresas –como muchas otras en el mercado– han puesto la mira en una tecnología del pasado que está resurgiendo en la actualidad: la inteligencia artificial. Pero, según Bellé, mientras que los beneficios de la aplicación de esta tecnología son directos en el modelo cloud, aún está por ver los que tendrá en los iPhone. “Al iPhone le falta tener una killer application que aún no ha llegado”.

Finalmente, aunque es obvio que Microsoft se enfrenta a fuertes competidores en cloud, desde AWS a Google Cloud, pasando por Alibaba, que acaba de ser noticia por un importante acuerdo con El Corte Inglés, o IBM, que acaba de comprar Red Hat para mejorar su negocio de nube híbrida, Bellé no ve mucho problema. “En el mercado de cloud no hay escasez, no es una tarta que se empequeñece como sí es el mercado de producto. La nube es, además, un impulsor de una verdadera transformación de la industria tecnológica”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios