Negocio | Noticias | 19 FEB 2020

Vass aspira a ser una empresa de 400 millones de euros en un lustro

La compañía de ‘soluciones digitales’, como insiste su fundador, Francisco Javier Latasa, en que se la denomine, cierra 2019 con un 24% de crecimiento, una cifra de negocio de 136 millones de euros y un 8% de ebitda.
Javier Latasa, CEO de VASS
Francisco Javier Latasa, CEO de Vass.
Esther Macías

En 2015 la consultora tecnológica Vass puso en marcha un ambicioso plan estratégico para convertirse en una empresa de 200 millones de euros de facturación en un plazo de cinco años. La compañía de soluciones digitales, como la denomina Francisco Javier Latasa, CEO de la compañía y su fundador hace más de 20 años, está cerca de lograr este objetivo, aunque no se producirá este ejercicio. En todo caso, según desveló el directivo en un encuentro con prensa, el equipo de Vass ya se ha marcado nuevos planes de crecimiento. “Ideamos el plan de llegar a los 200 millones de euros cuando éramos una empresa de 70 millones; en 2019 facturamos 136 millones de euros, casi un 24% más que el año anterior. Y ahora hemos arrancado otro plan con el fin de alcanzar los 400 millones de euros en un periodo de entre tres y cinco años”.

Para este 2020 Latasa asegura que Vass logrará cosechar unos 167 millones creciendo un 23%, “si bien este incremento estará liderado esta vez por el mercado internacional, mientras que en 2019 lo hizo el mercado español”. El ejecutivo aseguró que sus previsiones para este ejercicio, en el que prevén un “crecimiento desacelerado en el sector” –”Veo a los clientes más prudentes este año”–, pasan por un aumento del negocio de un 19% en España y más de un 27% fuera del país. “Hay que resaltar que estamos creciendo, en todo caso, muy por encima de la media del mercado de TI. Nuestro objetivo es ser el número uno en España en soluciones digitales. El actual ‘champion’ es Indra”.

Que Vass logre llegar a los 400 millones de euros en tres o cinco años depende, según el directivo, de si la compañía decide acelerar el proceso realizando alguna compra. “Prácticamente descartamos que las adquisiciones se produzcan en España. Nuestra estrategia de adquisiciones persigue una complementariedad tecnológica, facilitarnos la entrada en nuevos países o la captación de talento”.

Foco fuera de España

A pesar de la buena ejecución en ventas de la compañía, el beneficio de Vass –la empresa logró un ebitda del 8% en 2019, un 1% más que en 2018– es inferior a lo deseado. “Lo considero por debajo de lo que debería estar que es de un 10-11%, pero la realidad es que los márgenes de nuestro sector son bajos en España. Confío en que cuanto más peso tengamos a nivel internacional obtendremos mayores beneficios, en torno a un 10-12%”, indicó el directivo.

La compañía, de hecho, está potenciando en los últimos años su presencia internacional. “Nuestra estrategia de expansión internacional sigue un plan ‘norte-sur’. Hemos desarrollado mercado en Latinoamérica, en Europa (Inglaterra, Francia y Benelux, además de España) y Estados Unidos”, recordó, al tiempo que afirmó que el 70% de los ingresos de Vass provienen en la actualidad del mercado nacional, frente al 30% que vienen de fuera. “Pero estos porcentajes se van diluyendo”.

Preguntado por cómo afectará el ‘Brexit’ al negocio de la compañía en Reino Unido, Latasa se mostró “preocupado” por la parte que afecta a la movilidad de las personas, “aunque esperamos que se llegue a un acuerdo al respecto entre Reino Unido y la UE”, añadió. No obstante, no le preocupa la incertidumbre que pueda generar la salida del Reino Unido de la UE de cara a la propia economía británica. “De hecho, no tenemos un plan de contingencia. No estamos especialmente preocupados”. La compañía tiene aproximadamente unos 100 empleados en este país: “Es la principal plaza de Vass en Europa”. En este mercado, la firma española desarrolla múltiples proyectos de servicios digitales y, en especial, de implantación de Salesforce en entidades financieras.

Concentración del mercado

Respecto a la compra de un competidor como Iecisa por parte del grupo francés GFI, Latasa apuntó que al margen de su “vinculación emocional” con la compañía (su padre, Miguel Latasa, fue director gerente de la consultora española durante muchos años), “para Vass puede ser una oportunidad de negocio. La realidad es que ahora tenemos un competidor menos; tendremos que aprovechar las oportunidades que surjan y el talento que salga de allí”.

“La pena –añadió– es que otra empresa de tecnología española sea adquirida por otra comopañía extranjera, como ya pasó con Vector ITC o Everis”. Según el directivo, en todo caso, la operación es adecuada para Iecisa y sus empleados. “Y era lo que buscaba El Corte Inglés". Para GFI, señaló, "es un movimiento arriesgado que tendrá que hacer bueno”.

España como país 'technology friendy'

Latasa defendió, finalmente, que España sea un país ‘technology friendly’, un concepto, aseguró, contrario a la reciente aprobación por el Consejo de Ministros de la llamada ‘tasa Google’ de forma unilateral. “Es un error que España ponga tasas a un sector tan estratégico; supone limitar la fácil entrada en el país de empresas claves y genera incertidumbre. Sería distinto si esto se llevara a cabo de forma coordinada con la UE”, reflexionó.

Por otro lado, recomendó que España firme una alianza con países de Latinoamérica, como México, en materia de talento digital. "Ahora todas las empresas, no solo las del sector TIC, compiten por los mismos perfiles tecnológicos. Y hay algunos que directamente no existen, los relacionados con la inteligencia artificial, determinados perfiles de datos, etc. Hay que potenciar el talento en estas materias". 

 


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios