Chips
Computación cuántica
Empresa
Supercomputación

La ‘startup’ SEEQC presenta un chip cuántico que opera a temperaturas extremadamente frías

La compañía ha lanzado un chip que puede operar a temperaturas “más frías que el espacio exterior” para que pueda ser empleado con procesadores cuánticos, que a menudo se encuentran en cámaras criogénicas.

supercomputación

Nuevos avances en materia de supercomputación cuántica o de alto rendimiento (HPC, por sus siglas en inglés). La startup especializada en ordenadores cuánticos, SEEQC, con sede en Nueva York, ha avanzado que ha desarrollado un chip digital capaz de operar a temperaturas “más frías que el espacio exterior”. Esto supone un gran hito ya que permitiría su uso con procesadores cuánticos que, a menudo, se encuentran en cámaras criogénicas. Los ordenadores cuánticos, basados en las capacidades de la física cuántica, tienen el potencial de poder completar algún día cálculos a una velocidad millones de veces más rápida que el superordenador más potente y poderoso de la actualidad.

Entre los principales desafíos que brotan de la supercomputación cabe destacar que los procesadores cuánticos basados en cúbits a menudo deben almacenarse a temperaturas extremadamente bajas; en concreto, cercanas a los cero grados Kelvin o los -273 grados Celsius. Sin embargo, los ordenadores clásicos o tradicionales no necesitan de este clima, ya que operan a temperaturas más moderadas.

 

Emparejamiento, clave

En la actualidad, ambos ordenadores deben emparejarse, ya que la información de los procesadores cuánticos se mide en forma de onda y debe digitalizarse en unos y ceros para las computadoras clásicas que se usan para controlar y acceder a los cúbits. Hoy en día, los cables conectan el procesador cuántico en la cámara de congelación a las computadoras clásicas a temperatura ambiente, pero el cambio de temperatura puede disminuir la velocidad y causar otros problemas. 

Así, aunque SEEQC también construyó su computadora cuántica de esta manera, ahora está tratando de modificarla con sus nuevos chips. "Si está tratando de construir un centro de datos, si ese es su objetivo, entonces no es suficiente tomar este tipo de diseños de prototipos iniciales y tratar de escalarlos mediante la fuerza bruta", asegura John Levy, cofundador y director ejecutivo de SEEQC en declaraciones a Reuters.

 

Sobre la tecnología

El primer chip que presentó la startup se encuentra directamente, tal y como han confirmado, debajo del procesador cuántico con el fin de controlar los cúbits y leer los resultados. Sin embargo, las novedades de la compañía no cesan aquí; y es que habría al menos otros dos chips en desarrollo que se situarán en una parte ligeramente más cálida de la cámara criogénica. De este modo se estima que podrían procesar aún más la información necesaria para la computación cuántica.

En este sentido la tecnología podría facilitar la construcción de computadoras cuánticas más poderosas, ya que cada cámara criogénica podría admitir una mayor cantidad de cúbits, añadió Levy. Las computadoras cuánticas superconductoras de hoy en día tienen cientos de cúbits, pero algunos estiman que se podrían necesitar miles, o incluso un millón, para crear un ordenador cuántico que ejecute algoritmos útiles.



Contenido Patrocinado

Webinars

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital

 

 



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?