Reportaje
Empresa
Tecnología
Mujeres
8M

8M: Las directivas que han roto el techo de cristal en la industria tecnológica

Muchas comenzaron desde abajo, abriéndose paso en un sector históricamente masculino hasta llegar a las altas esferas de las big tech. Diez líderes tecnológicas comparten con ComputerWorld su visión de cómo es ser mujer en este sector.

Día Internacional de la Mujer.
Foto de Lindsey LaMont (Unsplash).

Nos las imaginamos en tacón, de traje de dos piezas, la cabeza en alto y caminando a paso fuerte por la oficina para empezar su día. Tomando decisiones, presentando los resultados de la empresa y delegando tareas. Hoy no es difícil imaginar cómo son las mujeres líderes del mundo y, aunque no todas vayan de traje y tacón, tenemos a muchas referentes que están rompiendo estereotipos y techos de cristal en las altas esferas de grandes empresas. Antes no era así. Y, a pesar de que cada vez vemos a más mujeres en posiciones de liderazgo en la industria tecnológica, continúa siendo un desafío a nivel global que las mujeres conquisten más terreno en sectores que históricamente han sido masculinos. 

En España, un 36% de los puestos directivos están ocupados por mujeres, una cifra récord para el país que lo posiciona por sobre el promedio europeo (33%) y mundial (32%) y entre los diez mejores países en igualdad de género en cúpulas de dirección, según el informe de Grant Thornton ‘Women in Business’ de 2022. 

Si bien las cifras muestran una mejora, aún sigue siendo un porcentaje bajo si se considera que las mujeres componen la mitad de la población. Asimismo, los altos cargos que ocupan las mujeres están relacionados a las áreas financieras y de recursos humanos, pero muy pocas tienen el nivel de socia (6%), CEO (25%) o directora de TI (15%). De hecho, según el informe ‘Brecha digital de género en España’ del Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), sólo el 17,8% de las mujeres que trabajan tienen formación STEM y un 19,4% de los especialistas en tecnologías digitales son mujeres. 

En ComputerWorld hemos puesto nombre y apellido a estas mujeres que se hicieron un camino en la industria tecnológica. Diez de ellas han compartido su visión de cómo es ejercer liderazgo en un sector que se asocia más al hombre y qué creen que falta para que más mujeres escalen hasta las altas esferas de las empresas tecnológicas. 

 

Inés Bermejo (HP): “Hacer frente al déficit de mujeres en tecnología es mucho más que hacer lo correcto: es una necesidad económica”

Hace 25 años, Inés Bermejo entró como becaria en HP. A lo largo de este período, la licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de San Pablo CEU y en Derecho por la UNED fue escalando sus responsabilidades dentro de la compañía en las áreas de ventas, finanzas, gestión de categorías e impresión, hasta liderar el negocio de consumibles en EMEA y la división de impresión en el Sur de Europa. En noviembre de 2022, Bermejo fue nombrada directora general de HP Iberia.

Pertenecemos a un sector muy vivo, donde cada vez más mujeres ocupan puestos de máxima responsabilidad y dejan su impronta a través del liderazgo que ejercen en grandes corporaciones. Pero la realidad es que aún queda mucho camino por recorrer para las mujeres en el sector tecnológico”, dijo Bermejo, quien aún se sorprende con las estadísticas y aseguró que “hacer frente a este déficit, es mucho más que hacer lo correcto: es una necesidad económica”.

Bermejo manifestó que, como mujer, “siempre existen momentos y situaciones, pero las superas y las olvidas y sigues avanzando. Desde mi experiencia personal, creo que la entrada en la mujer en la industria tecnológica está siendo progresiva y sólida, probablemente mucho más que en otros sectores. Una industria que cada vez reconoce más la importancia de la diversidad en un mundo en constante transformación que necesita de la creatividad y la innovación que aportan las mujeres para avanzar”.

Aún así, aseguró, “nos faltan referentes femeninos. Ya desde la primera fase de educación hace falta aumentar la labor por visibilizar a todas las mujeres que trabajan en estos sectores para que se entienda que las profesiones no tienen género y que tenemos que trabajar para que ciertos trabajos no solo se asocien a perfiles masculinos”.

 

Carolina Castillo (Microsoft): “El liderazgo no debe entender de género”

Cuando Carolina Castillo, actual directora de Operaciones y Marketing de Microsoft España, entró a la carrera de Ingeniería en Electrónica en la Universidad Simón Bolívar de Caracas, solo había otras cuatro mujeres en un grupo de cien personas. “No fue fácil y tuve que tener mucha confianza en mí misma para no sentirme juzgada por un entorno más masculino. Lo viví como una experiencia donde tenía que demostrar un plus por ser mujer y fue algo que marcó mucho mi personalidad, mi nivel de autoexigencia, la confianza en mí misma y esfuerzo mental para no sentirme inferior al resto y enfocarme en conseguir mi máximo potencial, algo que he ido replicando durante mi trayectoria profesional. Ese nivel de máxima exigencia lo he mantenido siempre”, aseguró.

Castillo cuenta con un MBA de la Kellogg Graduate School of Business de la Northwestern University en Illinois y ha trabajado en empresas de renombre como McKinsey (Estados Unidos), Procter & Gamble, Ford y Hewlett-Packard (Venezuela), además de haber liderado las áreas de marketing y operaciones en L’Oreal y Diageo. A Microsoft se incorporó en 2016 como directora de la división de Consumo, pasando luego a liderar la división de Partners. Desde el año pasado dirige las operaciones y el marketing de la tecnológica en España.

“Creo que el liderazgo no debe entender de género”, aseveró, y aunque cree que hay una mayor concienciación y un avance en la igualdad de oportunidades, “muchas veces y en algunos sectores, sobre todo, es solo una declaración de intenciones sobre el papel, pero no una realidad. El avance es más lento de lo que nos gustaría”. Así, Castillo sostuvo que “para derribar ese techo de cristal, es necesario fomentar las vocaciones tecnológicas y científicas desde la niñez; reafirmarlas entre las jóvenes, con referentes femeninos de éxito y trabajar por la diversidad y equidad en el entorno laboral. Es algo que, por supuesto, requiere de la colaboración de todos: gobiernos, empresas, sociedad civil, universidades, colegios, familias. Necesitamos ser microcirujanos a la hora de comunicar para que llegue realmente”.

 

Ángeles Delgado (Fujitsu): “Un problema complejo no se ataca con una única solución, sino con la combinación correcta de diferentes palancas”

Ángeles Delgado, CEO de Fujitsu, califica su trayectoria laboral como “una carrera de fondo”. Licenciada en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y con un PDD (Programa de Desarrollo Directivo) del IESE, comenzó hace 37 años a trabajar para diversas multinacionales y aterrizó hace 18 en Fujitsu, donde ha encabezado el negocio de Portugal, liderado el plan de crecimiento de la tecnológica en Latinoamérica y formado parte del Consejo de Fujitsu Laboratorios, la división de I+D de la japonesa. Además de llevar el negocio de Fujitsu, Delgado participa de diversas organizaciones e iniciativas, como las fundaciones CEDE, Juan XXIII y Consejo España Japón, y los consejos de ADP y ESADE, entre otros.

Para ella, trabajar en la industria tecnológica “es algo apasionante, sobre todo en estos momentos en los que la tecnología es motor de transformación de la sociedad. La capacidad de influir y participar en la definición de nuevos modelos de negocio, nuevas formas de competir, mejores servicios públicos, nuevos estilos de trabajar y de vivir y, en definitiva, contribuir a crear un mundo mejor es una gran oportunidad que me hace sentir privilegiada. Por eso, debemos atraer a más mujeres a participar en este momento tan decisivo en la historia del ser humano”.

Este déficit de mujeres en la industria tecnológica y en la alta dirección “no se ataca con una única solución, sino con la combinación correcta de diferentes palancas. Dicho esto, creo que el aumento de la visibilidad de referentes y la difusión de conocimiento sobre la historia de las mujeres y sobre la importancia que tiene su participación tendría un gran impacto”, afirmó.

 

Mariola Martínez (Xerox): “Es esencial contar con políticas de conciliación y que ninguna trabajadora deba paralizar su progreso profesional por tener una familia”

Mariola Martínez ha hecho su carrera profesional prácticamente desde cero en Xerox. Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y con un Programa de Desarrollo Directivo (PDD) en IESE Business School, comenzó como vendedora en la tecnológica estadounidense. Tras más de 25 años trabajando y escalando puestos en la compañía, Martínez ostenta hoy la presidencia de Xerox España y la vicepresidencia de Software y Servicios para el Canal en EMEA, donde lidera desde 2021 la estrategia de transformación digital en el que la tecnológica se ha embarcado en los últimos años. 

“No tengo la percepción de que se exija más a las mujeres en las mismas posiciones, pero sí creo que existen barreras culturales y que llegar a determinadas posiciones cuesta más por el hecho de ser mujer. La cultura corporativa de algunas empresas no ayuda a fomentar el potencial femenino y no favorece la igualdad de oportunidades. Es muy importante que las mujeres ocupen cargos directivos porque es desde estos puestos como mejor se puede contribuir a impulsar el cambio”, sostuvo. Para lograr esto, según Martínez, “es esencial contar con políticas de conciliación y que ninguna trabajadora deba paralizar su progreso profesional por tener una familia. La empatía es comprender las necesidades de un empleado y no puede quedarse en buenas intenciones”.

Según la presidenta de Xerox España, el país cuenta con muchas mujeres líderes porque “hay muy buenas profesionales y el talento femenino se ha acabado abriendo paso, rompiendo barreras y techos de cristal”. Para ello, es necesaria la actitud ‘si quieres, puedes’. “Éste es el mensaje que debe calar entre las estudiantes y existen algunos referentes a los que se debe dar más visibilidad desde el ámbito universitario, como las directivas tecnológicas españolas en multinacionales como Google, Meta o Microsoft”.  

 

María José Talavera (VMWare): “Las son las que antes y mejor entendieron que para que el sector prosperase la inclusión del talento femenino era clave”

Para María José Talavera, llegar a ser directora general de VMware Iberia fue una “evolución paso a paso, sin grandes saltos”. Ingeniera informática de la Universidad Politécnica de Madrid, Talavera lleva más de 26 años trabajando en el sector tecnológico en grandes nombres como IBM, donde se desempeñó como responsable de ventas de software para el sector financiero y ventas globales para BBVA, y Compuware, donde fue directora general para España por dos años. 

En 2012 aterriza en VMware, donde por 11 años ha ocupado el cargo de directora general. También es consejera independiente del operador del mercado eléctrico OMEL, ha participado en programas de formación de ejecutivos a cargo de IBM en London Business School e Insead y participa activamente en iniciativas que buscan la igualdad de oportunidades para las mujeres, como #SomosMujeresTech o StemTalent Girl.

Para Talavera es “estimulante” trabajar en la industria tecnológica. “Al principio tienes la sensación de ser una rara avis porque tu sexo no es el que predomina, ni siquiera hay una presencia equiparable a la del sexo masculino y eso te hace intentar dar lo mejor de ti misma en cada momento hasta que llegan los éxitos y la progresión profesional, y a partir de ahí trabajas para que en tu organización una mujer no se sienta en minoría, aunque los números digan que sí”.

En ese sentido, cree que “las compañías tecnológicas son probablemente las que antes y mejor entendieron que para que el sector prosperase la inclusión del talento femenino era clave”, aunque aseguró que si aún existe un déficit de mujeres en STEM es por la falta de “pipeline”. “Es un sector que sigue vinculado a estereotipos masculinos que dificultan el que las niñas se vean atraídas por él, puesto que les cuesta visualizarse en el futuro. La falta de referentes ‘normales’ sigue siendo una asignatura pendiente, y cuando digo ‘normales’, lo digo porque tiene que haber también referentes cercanos, en puestos directivos hay pocos”.

 

Ana Alonso (Tableau): “Mantener esta brecha de género está suponiendo perder una inestimable cantidad de talento”

Ana Alonso Muñumer, country manager y vicepresidenta para el sur y centro de EMEA de Tableau, lleva más de 20 años de experiencia en el sector tecnológico. La ingeniera en telecomunicaciones de la Universidad de Valladolid, que cuenta con un MBA del IE Business School y formaciones para directivos del London Business School, Insead e IESE Business School, comenzó como business manager en Hewlett Packard, donde estuvo casi 8 años antes de incorporarse a Sun Microsystem como directora de Servicios. 

Seis años después llegaría a Microsoft, donde ocupó los cargos de directora Comercial, directora de Empresas y directora de Ventas y Estrategia, hasta que en 2020 aterriza en Tableau como directora para el sur de EMEA tras la compra de esta empresa por parte de Salesforce. También es profesora asociada del máster en Transformación Digital y Liderazgo en Innovación del IE y miembro del consejo asesor de innovación de Unespa.

“Debemos tener en cuenta además que este sector, a pesar de las recientes crisis, es un sector que genera empleo con lo que es fundamental que las mujeres entren de lleno en él, lo que redundará en un incremento de la riqueza general del país, porque no se puede permitir prescindir del talento femenino”, aseguró Alonso. La escasez de mujeres en cargos directivos en la industria tecnológica, afirmó, se explica en “la falta de mujeres graduadas en STEM, con lo que es un tema que tenemos que abordar desde la infancia para lograr que las niñas se sientan atraídas por nuestra industria y que tengan referentes femeninos en los que inspirarse”.

Asimismo, sostuvo que “la digitalización y las nuevas estrategias de trabajo híbrido harán que esta cifra siga creciendo, porque la presencialidad en el puesto de trabajo era algo que, en ocasiones, lastraba el desarrollo profesional de las mujeres” y que las tecnologías como el análisis y la visualización de datos pueden ayudar a “buscar respuesta a los problemas dentro del mercado laboral que aún siguen estando presentes entre las mujeres, sin dejar lugar a la interpretación o intuición a la hora de la toma de decisiones”.

 

Marisa Felipe (Dedalus): “La tecnología nos puede ayudar a entender el problema de la brecha de género”

Tras egresar de Ingeniería en Telecomunicaciones en la Universidad Politécnica de Madrid, Marisa Felipe comenzó una carrera de 30 años en la industria tecnológica. Por nueve años, Felipe se desempeñó como consultora técnica para Ericsson y Telefónica I+D, lo que la llevó más adelante a entrar en HP y HPE, ocupando diversos cargos y llegando a ser directora de Operaciones para el Sur (sur de Europa y el norte de África, Filipinas y la India) en esta última.

Estuvo cuatro años en DXC Technology como líder de Industrias de Sanidad y Ciencias de la Vida antes de aterrizar, finalmente, en Dedalus, donde ocupa el cargo de directora general de Iberia desde 2021. “Definitivamente ha habido cambios significativos en la cultura de la sociedad y de las organizaciones. Todo el mundo entiende y respeta las bajas por maternidad y paternidad. Los jóvenes que se incorporan al mercado laboral consideran estos aspectos fundamentales y están ayudando a forzar el cambio en empresas que pudieran ser más reticentes. Además, el sector tecnológico lidera la adopción del teletrabajo, que ha tenido una contribución sustancial en la mejora de la conciliación”, explicó Felipe.

En sus tres décadas de experiencia, Felipe cree que “en el sector tecnológico se ha trabajado en discriminación positiva del talento femenino, en parte por la legislación, en parte como una herramienta para ayudar al cambio en los estilos de liderazgo, con mayor empatía y espíritu de colaboración, que ayudan a acelerar la transformación que necesitamos para abordar los retos y necesidades del mercado”. No obstante, aseguró que “es importante que se refuerce la labor del Gobierno y de los medios de comunicación para que el liderazgo femenino en tecnología sea más visible”.

En este ámbito, destacó el rol de la tecnología en eliminar estos obstáculos, ya que “nos ayuda a disponer de información adecuada sobre el potencial sesgo que las empresas puedan tener con las mujeres, con información de puestos, promociones, salarios. Del mismo modo ayuda a disponer de información sobre el porcentaje de mujeres en las diferentes trayectorias formativas en tecnología, en Formación Profesional o en la Universidad. La tecnología nos puede ayudar a entender el problema, y este es el primer paso para trabajar en la solución”.

 

Adela de Toledo (Pure Storage): “La tecnología siempre ha sido un sector dominado por los hombres y siempre es difícil cambiar una tradición”

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Autónoma de Madrid, Adela de Toledo acumula más de 30 años en el sector TI. Comenzó en los 90 en NCR Corporation como directora global de cuentas para Telefónica, donde estuvo una década desarrollando el negocio de data warehouse. En 2001 se cambió a Sun Microsystems, donde llegó a ser directora de Partners y Alianzas, para luego pasar a CA Technologies como directora de Ventas. También dirigió las áreas comerciales y de ventas en Experian, ServiceNow y VMware antes de ser nombrada country manager de Pure Storage en Iberia, cargo que desempeña desde 2020.

“La falta de visibilidad de los modelos femeninos existentes o la persistencia de prejuicios de género con respecto a las profesionales del sector tecnológico siguen siendo retos que debemos superar. No existe una receta única para las características de la mujer líder en tecnología”, sostuvo De Toledo, quien asegura que la falta de mujeres en la industria “es más una cuestión de tradición. La tecnología siempre ha sido un sector ampliamente dominado por los hombres, y siempre es difícil cambiar una tradición”.

“Aun así, creo que el impacto de la digitalización y el teletrabajo han ayudado a mejorar la conciliación de los empleados. Entre los avances, destacan los modelos de trabajo híbridos, los horarios más flexibles o la autogestión del personal. En definitiva, la flexibilidad”, comentó. De Toledo agregó que la tecnología puede hacer su parte en la problemática, por ejemplo, “las herramientas automatizadas de contratación pueden ayudar a reducir este sesgo a la hora de buscar candidatos para cubrir puestos vacantes. Un robot simplemente recomienda al candidato con las mejores aptitudes, formación y experiencia, sin tener en cuenta los prejuicios de género”.

 

Julia Bernal (Red Hat): “A las mujeres no se nos prepara tanto para ser valientes y asumir riesgos”

Julia Bernal, licenciada en Ingeniería Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, es hace casi siete años country manager de Red Hat para España y Portugal. Su destacada trayectoria de 25 años en el sector tecnológico justifican sobradamente su actual puesto: comenzó como trainee en HPE, donde llegó a ser consultora de industria para el sector financiero, trabajó nueve años en Sun Microsystems hasta ser directora global de cuentas para BBVA y luego aterrizó en Oracle, empresa en la que estuvo por siete años. Allí fue directora senior de Ventas de Business Analytics antes de llegar a Red Hat, primero como responsable senior de Ventas y luego como country manager para España y Portugal.

Hay momentos clave en la carrera profesional que hay que dar un paso adelante y afrontar nuevos retos o buscarlos proactivamente, aunque no estés 100% preparada o aunque salga mal. Es algo que habitualmente nuestros compañeros hacen de forma más natural, con más frecuencia y les ayuda a llegar más lejos en el mundo de la empresa”, comentó Bernal, algo que atribuye a la educación: “no se nos prepara tanto para ser valientes y asumir riesgos, algo más natural en ellos”.

Afirmó que el principal impedimento de que más mujeres entren al mundo de la tecnología es la falta de información. “Francamente, se da muy poca visibilidad al papel de los informáticos y tecnólogos, y cuando se hace, a menudo se hace con muy poco acierto, caricaturizando el rol y en base a estereotipos muy poco atractivos socialmente hablando”, sostuvo. Por eso, aseguró que “tenemos que dar a conocer más experiencias exitosas de mujeres en organizaciones que prestan servicios alrededor de las TIC simplemente para que estas historias puedan encender el deseo en otras mujeres y en esas niñas que aún no han decidido su carrera profesional”.

 

Alba Ruiz (Alipay+): “Creo que (las mujeres) somos más exigentes que otros candidatos, hay que perseverar y atreverse más”

La cordobesa Alba Ruiz es licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada y máster en Relaciones Internacionales de la Universidad CEU San Pablo. Llegó a China en 2012 como profesora de inglés y en paralelo comenzó a trabajar en Ale-Hop como product manager en la ciudad de Hangzhou. En 2015 estaba lista para viajar a Shanghai para trabajar en el consulado español cuando surgió una oportunidad que cambiaría el rumbo de su trayectoria profesional: entró al gigante Alibaba como content operations manager en el ecommerce de la compañía.

Un año después, Ruiz volvería a su España natal para continuar trabajando en los marketplaces de Alibaba Tmall y Tmall Global. El gran salto lo dio en 2019, cuando fue nombrada directora de Desarrollo de Negocio en Alipay -la plataforma de pagos digitales del grupo asiático- para España y Portugal, puesto que fue ampliado para todo el sur de Europa en 2022. “En mi caso, me he encontrado recientemente con el mayor reto de mi vida laboral, el de ser madre y seguir desarrollando mi carrera. Creo que las empresas deberían promover más la conciliación y ayudar a las madres líderes a seguir avanzando al mismo tiempo que son madres, buenas madres”, comentó Ruiz. 

“Gracias a la extensión del teletrabajo a raíz de la pandemia, creo que se está trabajando en la dirección adecuada, haciendo más viable compaginar los cuidados y las exigencias laborales. De igual modo es necesario normalizar la conciliación de los padres y los ejecutivos e invitarles a ser actores activos en este cambio. Actualmente, trabajo en un entorno eminentemente masculino, pero por suerte, vemos un cambio positivo en la cultura corporativa de muchas empresas, mucho más inclusiva”, añadió. “Pero creo que lo que más está ayudando a derribar obstáculos e inspirar a las siguientes generaciones es ver a otras mujeres en cargos de alta dirección y reconocerse como capaces para así superar sus inseguridades o miedos”, aseguró.



Contenido Patrocinado

Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?

 

Webinars

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital