Tecnología | Noticias | 29 ABR 2019

Hoja de ruta del PSOE para reforzar la España digital

Tags: Elecciones
Un día después de las elecciones repasamos las promesas y retos tecnológicos que tiene por delante el Gobierno de Pedro Sánchez para impulsar la digitalización del país.
Pedro Sánchez, presidente de España
Pedro Sánchez, presidente de España, en la presentación de la Estrategia Española para la Inteligencia Artificial en I+D+i.
Esther Macías

Con 123 escaños, el PSOE ha resultado ganador de las últimas elecciones generales. Repasamos los objetivos que el equipo de Pedro Sánchez se ha marcado para potenciar la digitalización de España. Estas son sus promesas:

 

Más inversión en I+D+i

El PSOE se ha propuesto “revertir los recortes de la última década para posicionar a España al menos en la media europea de inversión en I+D+i”. El objetivo remarcado en varias ocasiones por Pedro Duque, ministro de Ciencia, pasa por lograr que la inversión en I+D+i en España sea el 2% del Producto Interior Bruto (PIB); en la actualidad se invierte aproximadamente un 1,2% en esta materia.

“Fomentaremos un mayor esfuerzo de investigación y de innovación de nuestras empresas, y los sistemas de transferencia del conocimiento entre éstas y las universidades”, reza el programa electoral del grupo socialista.

 

Impulso al emprendimiento

Convertir a España en una ‘startup nation’ ha sido uno de los mensajes más repetidos tanto por el propio Sánchez como por Francisco Polo, secretario de Estado para el Avance Digital  y un emprendedor conocido en el sector y fundador de Actuable, en los últimos 10 meses. Para ello, el PSOE persigue aprobar la Estrategia España Nación Emprendedora, con el fin de “convertir la digitalización en palanca de creación de empleo y de reducción de desigualdades”.

El nuevo Gobierno pretende también impulsar una Ley para la Promoción de Startups “que tenga en cuenta sus especificidades y contemple incentivos fiscales para su financiación y desarrollo” y crear una red estatal de incubadoras y aceleradoras de startups para desarrollar las empresas de tecnología digital en todo el territorio.

Además, se creará una oficina nacional de emprendimiento con el fin de asesorar a los emprendedores frente al reto digital. “Apoyaremos a los emprendedores y pymes para que inviertan en innovación, con iniciativas como el refuerzo del Programa Cervera; promoveremos la financiación del capital riesgo y otras formas de financiación de la innovación. Pondremos en marcha un programa de Misiones para promover la innovación, a base de convocatorias competitivas de ayudas para las empresas, universidades y centros tecnológicos sobre grandes desafíos sociales y económicos: cambio climático, medicina personalizada, ciudades inteligentes, etc.”, apunta el programa electoral socialista.

 

Apuesta por la inteligencia artificial

El Ejecutivo de Sánchez presentó el pasado mes de marzo en Granada la Estrategia Española para la Inteligencia Artificial en I+D+i, un documento base sobre el que se elaborará la futura Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial, en cuya elaboración está previsto que colaboren once ministerios.

La nueva Estrategia Española de Inteligencia Artificial incluirá la elaboración e impulso de una política de soluciones en la nube para las administraciones públicas, que facilite la adopción de estas tecnologías en igualdad competitiva; una política de almacenamiento y utilización de big data; y una política sistemática de promoción de la formación en inteligencia artificial.

En el documento sobre la Estrategia Española para la Inteligencia Artificial en I+D+i antes citado, se menciona la idoneidad de crear un Instituto Nacional de Datos “que permita planificar y definir una gobernanza sobre los datos procedentes de los diferentes niveles de la Administración Pública”. Una medida que causó cierta preocupación en algunos sectores, que señalaban que este proyecto sería algo así como un ‘Gran Hermano’ con los datos de los ciudadanos. Desde el Gobierno, en concreto desde el Ministerio de Ciencia, apuntaron en su momento a COMPUTERWORLD que la estrategia española en inteligencia artificial sigue las directrices europeas al respecto y respetará en todo momento los derechos de los ciudadanos en el uso de sus datos. “Las Administraciones Públicas están continuamente utilizando los datos para mejorar la función pública y los servicios. La inteligencia artificial es una nueva forma de procesar datos masivamente (big data) y esto puede suponer nuevos riesgos que hay que anticipar y corregir si se detectan”, apuntaron dichas fuentes.

En este nuevo plan para impulsar la inteligencia artificial, el Gobierno pretende abordar también los problemas legales y éticos que implica el desarrollo de esta tecnología.

 

Empujón a 5G, IoT y más tecnologías disruptivas

El PSOE es consciente del empujón que debe dar a tecnologías de nueva ola y altamente competitivas como son 5G, la nanotecnología, la supercomputación o el internet de las cosas. A ello también se compromete el partido socialista en su programa electoral.

En su corta legislatura de 10 meses el Gobierno de Sánchez sacó a subasta parte del espectro radioeléctrico en la banda 3600 – 3800 MHz para impulsar 5G (siguiendo los plazos marcados por el anterior Gobierno popular), siendo adjudicatarias las operadoras Vodafone, Movistar y Orange, con lo que se logró recaudar unos 438 millones de euros (si sumamos las anteriores cifras, las aportaciones al Tesoro Público derivadas de la esta licitación asdienden a más de 1.410 millones de euros).

Ahora el equipo de Francisco Polo tiene por delante los retos de impulsar la puesta en marcha de proyectos piloto 5G, la implantación del segundo dividendo digital, la subasta de 700 Mhz, y el desarrollo del recién creado Observatorio Nacional de 5G, que también inauguró el Ejecutivo socialista.

 

Luz verde a la tasa digital

En su legislatura de 10 meses el PSOE ha abogado por impulsar, siguiendo los planes iniciales del Gobierno del PP y de la propia UE (aunque el proyecto se ha paralizado en el seno de la Unión ante la negativa reciente de varios países miembro) la adaptación del marco fiscal a la economía digital actual.

Fue el pasado mes de enero cuando el Consejo de Ministros aprobaba el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, que grava con un 3% los servicios de publicidad en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos y que afectará a las compañías que obtengan 750 millones de facturación a nivel global y tres millones en España. Una tasa que quedaba en suspenso ante el escenario electoral pero que el PSOE tiene intención de llevar a cabo a pesar de que no se aplique finalmente de forma generalizada a nivel de la UE, tal y como ha dejado patente en alguna ocasión Nadia Calviño, ministra de Economía.

Tanto PP como Ciudadanos y Vox se han mostrado en contra de esta tasa durante la campaña. Asociaciones de la industria tecnológica como DigitalES y Ametic también se han mostrado reacios a aplicar esta tasa de forma unilateral por parte de España. Sí están de acuerdo en ponerla en marcha si se hace de forma acordada por todos los países miembros de la UE o incluso a nivel del entorno de la OCDE, como se está estudiando.  

 

Modernización digital de la sanidad, educación, industria y administración

En sanidad, el grupo socialista muestra su intención de impulsar la medicina de precisión y personalizada, mediante la aprobación de una Estrategia de Renovación del Sistema Nacional de Salud que comprenda, entre otros aspectos, la adaptación tecnológica del sistema.

En educación, se propone modernizar la FP adaptando sus titulaciones, en consulta con las empresas e instituciones, para incorporar competencias digitales relacionadas con la robótica, 3D, realidad virtual o big data. Asimismo, se pretende potenciar especialmente la formación básica en capacidades digitales y en materias STEM con una dedicación especial a las niñas.

Para impulsar la llamada industria 4.0, el equipo de Sánchez pretende sacar adelante una nueva Ley de Industria que, entre otros aspectos, adapte el marco regulatorio a los nuevos retos que impone la digitalización.

Y en materia de e-administración, el objetivo es crear la llamada Carpeta Ciudadana como instrumento de comunicación con las Administraciones Públicas. Gracias a ésta, cualquier ciudadano podrá acceder a todos los expedientes que en ese momento tenga abiertos con cualquier organismo de la Administración General del Estado en un único espacio en la web.

 

Promoción de derechos digitales

Y, por último, otra medida destacada del PSOE en materia tecnológica, es impulsar una Carta de Derechos Digitales que reconozca los nuevos derechos de la sociedad digital. “En el marco de esta iniciativa crearemos también un certificado digital para medir el nivel de respeto a los derechos de ciudadanía digital de toda página o sitio web y regularemos los requisitos del derecho al testamento digital”, explica el programa electoral del grupo.

 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios